Llega el verano y para muchos el uso indispensable de su mochila de hidratación, probablemente el accesorio más demandado en esta época del año. Estas mochilas ofrecen, sin embargo, mucho más que una simple bolsa de agua con la que poder beber más y con mayor comodidad mientras das pedales. Para comprobarlo y saber que aportan realmente, hemos probado sobre el terreno y comparado los modelos de los principales fabricantes. Las mejores mochilas, las que ofrecen mucho más que un simple sistema para hidratarte.

Realmente el concepto de las mochilas con bolsa de hidratación es genial para montar en bici. Además de cargar con una cantidad de agua suficiente para que puedas hidratarte adecuadamente durante toda tu salida sin tener que pararte a repostar, en la mayoría de los casos, ofrecen la posibilidad de llevar todo lo que necesites contigo de manera ordenada y cómoda. Sin sentido han quedado ya las imágenes de los bolsillos del maillot a punto de reventar repletos de barritas, las llaves de casa, la cámara con la bomba de aire sobresaliendo o el teléfono móvil envuelto en un socoriido plástico para protegerlo del sudor. Hoy en día lo más práctico para uso cotidiano es emplear una mochila liviana y con espacio, no solo para el agua, sino para llevar los utensilios indispensables encima.

Elige tu modelo

En este artículo hemos seleccionado, probablemente, los modelos más representativos de las principales marcas de mochilas que puedes encontrar en nuestro mercado. Obviamente, hay muchos más modelos, de diferente perfil, capacidad y de tipo de uso al que están destinados. De todos modos, pensamos que mochilas con un rango de capacidad entre los 10 y los 12 L son, casi con toda seguridad, las más polivalentes para el gran público y las que tienen el mejor compromiso entre ligerea, volumen de carga y versatilidad. Una mochila de este tipo permite salir en bici por nuestra zona habitual, donde apenas cargamos con las llaves de casa, el móvil y una multiherramienta y sin embargo, no tener la sensación de llevar nada pesado en la espalda.

Pero al mismo tiempo, permiten hacer salidas mucho más largas, en las que normalmente necesitamos un extra de capacidad de carga que nunca nos darían, sin embargo, las mochilas más compactas y minimalistas del mercado. Un chubasquero, unas mallas largas, manguitos, una chaqueta térmica o incluso un pequeño saco de dormir son cosas que cualquiera de las mochilas que enfrentamos en este comparativo pueden transportar sobradamente con una increíble sensación de confort gracias a materiales ultraligeros y muy transpirables en la zona de contacto con nuestra espalda.

Cada vez más gadgets

Si echamos la vista atrás. Lo cierto es que nos sorprende ver como han evolucionado este tipo de accesorios respecto a los originales hace ya muchos años. Quien tenga más edad, todavía recordará aquel modelo de Camelbak de mediados de los noventa con la bolsa de neopreno negra y las letras impresas verticalmente que apenas sería para llevar el agua y poco más.

Hoy en día, cualquier mochila de calidad incluye, además de la bolsa de agua con sus exclusivos sistemas de apertura, boquilla e incluso accesorios de limpieza como ocurre en algunos fabricantes, un sinfín de compartimentos en la mochila para transportar cualquier cosa que pudiéramos usar mientras vamos en bici. Desde aquellos primeros modelos, la tecnología ha hecho casi indispensable el uso del lector de mp3 para escuchar música, o el teléfono móvil, compartimentos que con una constante en las mochilas actuales, pero también existen espacios reservados para las herramientas, las gafas de sol o el monedero. Como ves, mochilas que te frecen mucho más que hidratación en marcha.

Pruebas:

Oxsitis Hydragon TM Ace

Hydrapak Big Sur

Evoc CC 10L

Dakine AMP 12

Camelback Mule

 

Galería de fotos

Fotos: S. Romero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.