Las evoluciones técnicas de los últimos años han permitido que las grandes marcas incluyan de manera tímida algunas y más vehementemente en otras un nuevo matiz en su catálogo de bicis de XC.

Estas nuevas bicis de doble suspensión potenciadas complementan a las bicis de XC más especialistas orientadas a la competición XCO pura (la bici de XC rígida es un claro ejemplo de ello).

En cambio, a nuestras protagonistas de este comparativo XC-Trail, la Agonist, Scalpel SE y Spark, las situaríamos en una nueva categoría a medio camino entre el trail y el maratón, pues, por sus características intrínsecas, cada uno de estos modelos podría ser la elección perfecta para los usuarios que, por ejemplo, quieran realizar una prueba por etapas de larga duración.

Usuarios que requieren de una bici confortable que no castigue tanto las articulaciones, que les permita mayor libertad de movimientos y estabilidad para atacar bajadas desconocidas y a su vez sin perder capacidad para rodar rápido.

En definitiva, nos dirigimos hacia una concepción del nuevo XC más americano, con bicis alrededor de 120 mm de recorrido mucho más capaces. Ojo, que no solo los americanos nos marcan el criterio que seguir.

Hace tiempo que departiendo con José Antonio Hermida nos asegura que el nuevo XCM que está por venir es de 120 mm de recorrido. Y como muestra, un botón, ¿Sabéis cuál ha sido la bici elegida por Joaquim Purito Rodríguez y el propio Hermida para la Cape Epic, la prueba por etapas más importante del mundo? La One Twenty, en detrimento de la Ninety-Six. Han preferido 120 mm de recorrido antes que 96 mm…

Dos caminos

Para ello, los caminos elegidos para este comparativo XC-Trail básicamente han sido dos. La apuesta más firme, la de BMC, al crear un modelo de cero totalmente nuevo.

Y en el caso de otras marcas como Orbea con su Oiz TR, Specialized con su Epic EVO, Canyon con la nueva LUX (todas ellas no presentes en el comparativo por falta de disponibilidad en las fechas del comparativo) o las que hemos tenido ocasión de probar en este comparativo:

La Spark de Scott y la Scalpel-SI SE de Cannondale, que partiendo de la base del cuadro de su bici de doble suspensión, le han incorporado componentes para hipervitaminarlas, incluyendo en la mayoría de los casos horquillas de más recorrido y diámetro de botella (generalmente todas apuestan por las SC 34 de FOX), ruedas más anchas, neumáticos de mayor balón, manillares más anchos y tijas telescópicas de serie.

Comparativo XC-Trail

BMC Agonist 02 One

Prueba de la BMC Agonist 02 One

Cannondale Scalpel-SI Carbon SE

Prueba de la Cannondale Scalpel-SI Carbon SE

Scott Spark 910

Prueba de la Scott Spark 910

Valoraciones

Cuadro

BMC: 4/5
Cannondale: 4,5/5
Scott: 4/5

Un punto por delante, Cannondale, con un cuadro asimétrico de gran personalidad con basculante y bieleta íntegramente en carbono, a diferencia de Scott y BMC, que apuestan por la fiabilidad del basculante y bieletas en aluminio.

Transmisión

BMC: 4/5
Cannondale: 3,5/5
Scott: 4,5/5

Scott supera a BMC, ya que sus bielas son de carbono. En cambio, la Scalpel-SI SE opta por conjugar una transmisión GX/ NX con bielas de aluminio que, aunque más sencilla, calca el rendimiento de sus competidoras. También es cierto que su PVP está más ajustado

Suspensiones

BMC: 4/5
Cannondale: 4/5
Scott: 4,5/5

Las posibilidades de tres brillantes posiciones de la Scott con su mando remoto Twinloc son sobresalientes. Lástima el bloqueo de la horquilla (no muy sólido). En la Scalpel echamos en falta mando remoto para gestionar las distintas posiciones.

Eficacia de pedaleo

BMC: 5/5
Cannondale: 4/5
Scott: 4/5

Ese centímetro menos de suspensión de la BMC, su geometría y la eficiencia del sistema sobresalen sobre las demás. La Scott ofrece un punto menos sensible en el primer tercio de suspensión, de igual manera que le ocurre a la Scalpel-SI SE.

Frenos

BMC: 2,5/5
Cannondale: 4/5
Scott: 4,5/5

Los que menos nos han agradado han sido los SLX de la BMC que, combinados con unos discos algo endebles, no poseen toda la potencia de frenada en las bajadas más radicales. Al contrario que los XT de la Scott, sobrados de potencia y modulación.

Ruedas

BMC: 4/5
Cannondale: 3/5
Scott: 3,5/5

En general, cumplidoras. Nuestra experiencia nos dice que los bujes Formula de la Cannondale no están a la altura en fiabilidad y calidad de engranaje de los DT Swiss de la BMC, por ejemplo. Ninguno de los tres juegos de rueda destacan por el peso.

Neumáticos

BMC: 3,5/5
Cannondale: 4/5
Scott: 4,5/5

Nos han agradado (y mucho) los Maxxis Rekon en 2,40” que monta la Spark. Gran volumen, confort, agarre y suficiente velocidad de rodadura. Los Ardent de la Cannondale muerden fuerte, son más agresivos pero penalizan algo más al rodar. Los Barzo de Vitoria, correctos

Calidad-Precio

BMC: 3/5
Cannondale: 4/5
Scott: 3,5/5

BMC es donde flaquea un punto. Calidad excelente, sí, pero montaje por debajo de la Scott y basculante/ bieletas de aluminio. La Cannondale es la única que ofrece una base full carbon y un precio a la vez más ajustado. Scott, equilibrada en este aspecto.

Conclusiones comparativo XC-Trail

Después de familiarizarnos con estas tres bellas y excelentes bicis, creemos que podemos concluir con lo siguiente acerca de este comparativo XC-Trail.

Por un lado, diferenciaríamos la BMC Agonist de la Cannondale Scalpel-SI SE y la Scott Spark. Es de las tres bicis, hoy por hoy, la que presenta aptitudes más cercanas a lo que en España entendemos por una bici de maratón.

Una bici con un sistema de suspensión muy eficiente, al que los 110 mm de recorrido en ambas suspensiones le sientan genial. Es la que aboga por un ángulo de dirección más vertical.

Luego, a la par y cada una con sus puntos fuertes, estableceríamos otro microsegmento con la Spark y la Scalpel-SI SE. Dos bicis con un carácter muy similar, con más esencia trail que la BMC Agonist.

La Cannondale es una bici compacta entre ejes, con un montaje de neumáticos más agresivo que el resto, que unido a la solidez de su cuadro, nos permite disfrutar con gran aplomo y seguridad de los terrenos más hardcore.

Muy a su favor que es la única que ofrece un cuadro, bieleta y basculante íntegramente en carbono y que tiene cabida para dos portabidones. Una base excelente.

Insuperable, pero a la que le penalizan básicamente dos aspectos. El primero, el casquillo reductor de la dirección (necesario para poder montar la horquilla de caño tipo tapered) hace que incremente la altura del manillar y ofrezca una posición muy cómoda, sí, pero menos agresiva y lanzada para dar pedales si la comparamos, por ejemplo, con la dirección supercompacta de la Scott Spark, que nos permite tener el manillar más cerca de la rueda delantera.

Y un segundo aspecto es la ausencia de mando remoto para gestionar las tres posiciones de la suspensión respecto a sus competidoras que montan sendos mandos, que nos permiten intercambiar las distintas posiciones con mucha más rapidez y comodidad desde el manillar.

En el caso de la Spark, se trata de una apuesta segura. Sobre la base más laureada del XC en los últimos años, la versión RC, apuestan por un sistema contrastado, muy polivalente y que permite centrar el peso de la bici de manera muy equilibrada en el centro y ofrecer una gran calidad de manejo y control.

Es una bici fácil de pilotar, con una excelente selección de componentes y excelentes soluciones técnicas. Tan solo echamos en falta más presencia del carbono para bieleta y basculante.

Y una última reflexión acerca de este comparativo XC-Trail. Después de rodar con estas tres excelentes representantes del nuevo maratón, bicis con genética XC y esencia trail-light, nos ha quedado claro que solo las bicis tope de gama con pesos en torno a los 11 kg pueden resultar competitivas para bikers que busquen rendimiento en pruebas de larga duración o por etapas.

Es decir, ocurre lo mismo que la eterna diatriba entre bicis de XC rígidas y dobles. Una doble competitiva ha de ser de gama, mínimo, media-alta, para igualar en rendimiento a una rígida de XC. Pues en el caso de esta nueva era de bicis de 110-120 mm de recorrido, si las buscas en clave rendimiento, deberás desembolsarte una gran cantidad de dinero.

En cambio, estos modelos que hemos probado, nos parecen una mejor opción para los usuarios terrenales que buscan geometrías menos radicales y mayores prestaciones para potenciar la diversión, seguridad y confort sobre la bici para sus retos personales en forma de pruebas maratón por etapas y aventuras varias.

Fotos de estudio: Santi Díaz // Fotos de acción: Carlos García

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This