Efectivamente, las tijas telescópicas se han convertido en poco tiempo, si no en indispensables del todo porque podemos pedalear sin ellas, en algo tremendamente práctico. Lo que está claro es que si pruebas una, irremediablemente te enamorarás. Por algo será.

Desde hace ya unos años, las tijas telescópicas ya no son algo que sorprende a los aficionados. No fue así en el inicio, cuando apenas alguna marca como Gravity Dropper las fabricaba para una minoría que era vista como bichos raros por utilizar un accesorio por muchos considerado inútil o erróneamente encasillado en la práctica del MTB más extremo. Como ha pasado en muchas ocasiones (y seguirá pasando en nuestro deporte), hasta que marcas referentes y con más renombre no las empezaron a fabricar en grandes series no pareció que pasaban a ser algo normal, incluso hoy en día en un complemento necesario para mejorar nuestra conducción y seguridad. Ahora, casi todas las marcas fabricantes de bicicletas tienen varios modelos en el catálogo con una de ellas montada, y no sólo bicis de enduro, sino también para all mountain, trails e incluso modelos de cross country, aunque eso sí, es algo más inusual. No en vano, ya se ha visto su uso incluso en pruebas de la Copa del Mundo de esta modalidad.

Sin duda la comodidad que ofrecen las tijas telescópicas es bestial y sólo su peso y precio puede hacer que pienses en lo conveniente de su utilización. Bajar el sillín unos centímetros en marcha antes de un descenso sin tener que parar a recolocar la altura a mano no tiene precio. Es algo adictivo que realizarás continuamente, pues por suerte ahora también casi todos los modelos permiten realizar esta operación con el dedo pulgar desde la palanca colocada en el manillar.

En cuanto a cuidados, mantenimiento o posibles holguras, que son otros puntos que despiertan recelo entre los usuarios, hemos de decir que las nuevas generaciones de tijas telescópicas son productos muy evolucionados que en su mayoría ya han solucionado problemas del pasado. Tan sólo si eres de lo que utiliza una bolsa de sillín deberás tener cuidado con su ubicación, especialmente en su posición más baja. En definitiva, sólo te diremos que si estás pensando en adquirir una de ellas, no te lo pienses más. No te arrepentirás. Eso sí, tendrás que asumir que te volverás adicto y cuando no la montes, sea por el motivo que sea, la echarás en falta.

Pruebas:

Tija telescópica MSC Super Natural

Tija telescópica Ice Lift V8

Tija telescópica Giant Contact Switch

Tija telescópica FOX D.O.S.S.

Tija telescópica Crankbrothers Kronolog

Tija telescópica Specialized Command Black Lite

Tija telescópica RockShox Reverb

 

Galería de fotos

Fotos: S. Romero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.