¿Cómo es comprar y vender una bici en Tuvalum? Te contamos nuestra experiencia
PUBLICIDAD

¿Cómo es comprar y vender una bici en Tuvalum? Te contamos nuestra experiencia

En el contexto actual, con una creciente demanda de bicicletas y accesorios que el mercado no es capaz de satisfacer, multitud de aficionados han recurrido al de segunda mano. Te contamos cómo ha sido nuestra experiencia al comprar una bici en Tuvalum, una de las plataformas de compraventa de segunda mano mejor valoradas, por la seguridad que ofrece durante el proceso.

El ciclismo está de moda. No importa si lo tuyo es la carretera, la montaña o la ciudad. Una de las consecuencias de la pandemia ha sido el ‘boom’ de la bicicleta como herramienta para practicar deporte al aire libre y como medio de transporte sostenible.

Por ello, tal y como informábamos aquí, el año pasado se rompieron todos los récord de venta de bicicletas, tanto en España, con más de un millón y medio de unidades vendidas, como en Europa, con un incremento del 40% de venta de bicicletas respecto al ejercicio anterior.

Por ello, conseguir una bicicleta en pleno 2021 se ha convertido en una tarea francamente complicada. Los stocks se han roto en las tiendas, tanto físicas como on line, y los plazos de entrega se han disparado.

comprar bici tuvalum

Así, el mercado de segunda mano ha cobrado una especial relevancia como alternativa a la demora de unidades nuevas. En este sentido, hace unas semanas os hablábamos de los beneficios de Tuvalum, una start up orientada a la compra y venta de bicicletas y accesorios de ciclismo tanto nuevos como seminuevos.

Tuvalum se ha granjeado una excelente reputación ofreciendo un servicio de máxima seguridad y confidencialidad durante el proceso, tanto para el comprador como para el vendedor. Por tanto, hemos querido vivir desde dentro la ‘experiencia’ Tuvalum y contarlo de primera mano.

Primer paso: subir un anuncio o buscar tu bicicleta ideal

Como vendedores, en primer lugar debemos subir el anuncio de la venta de nuestra bicicleta. Lo primero que nos encontramos es un compendio que resume los beneficios que obtenemos al recurrir a Tuvalum para este proceso, buen comienzo.

A continuación, accedemos a una serie de menús que nos ayudan de forma muy intuitiva a definir qué vamos a vender: bicicleta, accesorio o componente; material de fabricación, tipo de ciclismo, etc.

Ahora entramos en materia algo más técnica. Debemos definir lo máximo que podamos la bicicleta y el montaje con el que está equipada. Cada componente se escoge en un menú desplegable, por lo que no hay lugar para errores tipográficos, etc.

Podemos añadir incluso si hemos hecho alguna mejora a la bicicleta o si queremos incluir extras como pedales, bomba, ciclocomputadores, etc.

Segundo paso: definir el estado de la bicicleta

Pasamos a un momento crucial, definir el estado de la bicicleta. Se nos presentan varias opciones para escoger entre estado estético y estado mecánico, en base a posibles desperfectos que presente el producto.

No obstante, un mensaje preside este paso: “Cuando tu bicicleta se venda, un equipo de mecánicos profesionales la revisará para confirmar que su estado coincide con lo descrito.” Aquí está una de las claves que hace de Tuvalum una plataforma más segura para comprador y vendedor.

Tercer paso: la importancia de subir las fotos

El penúltimo paso consiste en subir las imágenes de la bicicleta. Desde Tuvalum insisten en que las fotografías deben ser tomadas por uno mismo y que no se aceptarán imágenes de catálogo ni capturas de móvil. Una medida más dirigida a evitar estafas. Como ves en la imagen, se nos supervisa a la hora de colgar las imágenes más útiles para visibilizar bien el estado de la bicicleta.

comprar bici tuvalum

Y por último llega el momento de establecer el precio de la bicicleta. Debemos indicar el precio al que adquirimos la bicicleta y al que queremos venderla, pero lo que más nos ha gustado es la transparencia del portal a la hora de indicar el importe superior por el que se venderá, y por tanto las ganancias de Tuvalum en el proceso. Un aumento correspondiente a las tasas de venta, el servicio de protección al comprador y los impuestos correspondientes.

Comprador: la importancia del recomendador

Como potenciales compradores, desde el propio menú principal en la home podemos acceder a todo un desglose de bicicletas, componentes, accesorios, novedades o una selección ‘top’ para afinar nuestra búsqueda. Además podemos aplicar todo tipo de filtros que se ajusten a nuestros gustos o necesidades.

Sin embargo nos queremos detener en una herramienta muy interesante como es el recomendador. Es muy sencillo, a través de un menú la web nos presenta una pregunta con varias respuestas posibles que progresivamente filtra nuestros intereses y presupuesto hasta lograr una pequeña sección ajustada a estos parámetros. Una forma muy útil de evitar enfrentarnos ‘en frío’ a su basto catálogo.

Tenemos un comprador, nos ponemos manos a la obra

Pasados unos días llega el esperado correo electrónico. Tenemos un posible comprador interesado. Nos hace una pregunta sobre el estado de las ruedas, todo a través de correo electrónico de forma confidencial con Tuvalum como intermediario, y finalmente acepta nuestra oferta.

Poco después Tuvalum recibe el pago de la bicicleta, pero aún quedan varios pasos para que nosotros, como vendedores, lo recibamos. Un correo electrónico de Tuvalum nos explica detalladamente qué pasos vienen a continuación. Confirmamos nuestra dirección y recibimos dos días después un paquete en el que si incluye la caja para embalar la bicicleta y todo el material necesario para que la bici no sufra daños durante el transporte.

Ah, importante, se adjuntan instrucciones para seguir paso a paso el proceso de embalado de la bicicleta, también podemos verlo mediante vídeo. Es un proceso relativamente sencillo, aunque requiere tiempo y dedicación, llegado a este punto no queremos estropear la operación.

Un pequeño escollo y operación finalizada

Una vez empaquetada, ¿la bicicleta se envía directamente al comprador? No, previamente pasa por la revisión de un equipo de mecánicos expertos que comprobarán que la bicicleta y su estado coincide con lo indicado en el anuncio. Además de aportar un valor incalculable de seguridad, este proceso sirve para evitar la venta de bicicletas robadas o falsificaciones.

El siguiente paso debería ser recibir el pago y proceder al envío de la bicicleta al comprador, pero recibimos un correo electrónico con el asunto “Hay un problema con tu bicicleta”. Encendemos las alarmas, ¿qué ha podido pasar? Afortunadamente, se trata de un error menor, y lo mejor es que la buena comunicación con el comprador a través del equipo de Tuvalum y la revisión de los mecánicos ha permitido evitar cualquier malentendido.

La bicicleta corresponde a la colección de un año anterior al indicado originalmente. El comprador sugiere una pequeña rebaja del precio final por este motivo y nosotros aceptamos de buen grado. El acuerdo está cerrado y Tuvalum inicia la orden de pago.

Comprador y vendedor satisfechos, informados y guiados durante todo el proceso.

Comprar una bici en Tuvalum: conclusione

Finalizado el proceso de venta a través de Tuvalum, podemos afirmar que se trata de una experiencia profesional. Además de lo valores inigualables de seguridad y garantía durante el proceso, quizá lo más ponderable es la presencia de un equipo humano continuamente pendiente de cada paso del proceso para avanzar con el acuerdo de todos los actores implicados.

Un asesoramiento que parte desde el primer momento en el que comprador o vendedor inician la gestión y que no finaliza hasta el último de los pasos a seguir. Quizá ha sido un proceso más lento que en otras plataformas, pero la satisfacción y seguridad una vez finalizado no tiene parangón en el mercado nacional. Una plataforma 100% recomendable.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario