LA CONCENTRACIÓN DE YETI EN LAS MONTAÑAS DE COLORADO