Aunque pueda parecerlo, no es ninguna broma, según la prestigiosa  American Urological Association, las dos ruedas son beneficiosas para la vida sexual de los ciclistas (por ende, y de sus parejas). El estudio es absolutamente científico y se ha realizado sobre 3.000 ciclistas.
El informe americano, antes de entrar en detalles, reconoce los efectos beneficiosos del ciclismo a nivel general para la salud: “mejora de la salud cardiovascular, la fuerza, la reducción del estrés y la mejora del bienestar mental.”
Esto que,  para los que andamos en bici es una obviedad, siempre se contrapone a la creencia popular que la presión que ejerce el sillín puede ser perjudicial, para ciertas partes del organismo. El estudio lo desmiente completamente.
Para los caballeros el estudio dice literalmente: “Contrariamente a los estudios previos que sugieren que el ciclismo puede causar disfunción Eréctil, nuestro estudio demuestran que los ciclistas tienen la función eréctil igual que los no ciclistas”.
Aquí os dejamos las tablas  para los caballeros que lo atestiguan, donde se compara ciclistas con no ciclistas:


Las féminas, no salen tan bien paradas del estudio, y los expertos americanos concluyen de la siguiente manera: “Contrariamente a la literatura anterior, demostrar que el ciclismo no tiene un efecto apreciable sobre la función sexual femenina o urinaria. Sin embargo; Nuestro estudio sugiere que el ciclismo puede aumentar el riesgo de UTI ((infección conductos urinarios), y entumecimiento perineal.”


Te dejamos un enlace con el informe de la prestigiosa American Urological Association, por si quieres ver el texto completo. Hay dos estudios separados, uno para varones y otro para féminas. Solo apto para médicos, y con buen nivel de inglés.  El sexo y la bici son buenos, nos lo creemos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This