12 consejos para mejorar la alimentación después de la navidad

12 consejos para mejorar la alimentación después de la navidad

Alcohol, dulces, picoteo, digestiones pesadas… Los excesos navideños modifican nuestros hábitos alimenticios y ahora, pasadas las fiestas nos toca volver a la rutina: entrenamiento y dieta.

PUBLICIDAD Content_1

Comienza el año nuevo y te propones cumplir nuevos objetivos, alcanzar ciertas metas y para ello has de estar en repleto de energía y en plena forma. Empieza a preparar tu organismo con un plan detoxificante y depurativo que te ayudará a alcanzar la composición corporal deseada.

Estos doce sencillos consejos nutricionales te ayudarán a ponerte a punto cuanto antes, quitar uno pocos kilos de más y poder centrarte únicamente en tus retos deportivos.

  1. Márcate un objetivo de peso

Un buen rendimiento deportivo depende en gran base del peso del deportista y de su composición corporal. Para obtener una estimación de l porcentaje de grasa corporal, el peso de la grasa corporal y el peso libre de grasa corporal la manera más cómoda y eficaz es la báscula de bioimpedancia, capaz de medir nuestro porcentaje de masa magra y grasa.

Báscula de bioimpedancia

PUBLICIDAD Content_2
  1. No comas menos, sino mejor

De nada sirve saltarnos una comida o no desayunar, esto solo provocará más ansiedad. Planifica una alimentación sana y equilibrada según el tipo de entrenamiento y su intensidad.

Relacionado: Alimentos que no debes comer si quieres ser un buen ciclista

  1. Rechaza los carbohidratos sin entrenamiento

Es la última moda en nutrición deportiva, cambia tu alimentación según la práctica deportiva del día. Si no haces ejercicio tu cuerpo no necesita la ingesta de hidratos de carbono de esta manera tu organismo puede ir quemando tus reservas de grasas.

Hablamos de prescindir de la ingesta de todos los hidratos de carbono durante los días que no hagamos ejercicio, es decir, alimentos como pan, arroz, pasta, legumbres, patatas (tubérculos en general), frutas altas en azúcar (plátano, uva, fruta tropical), etc. En su lugar, añade más verduras y hortalizas junto a una ración de proteína (carne o pescado, por ejemplo).

PUBLICIDAD Content_3

Carbohidratos

  1. Objetivos a medio y largo plazo

No te peses cada día y no pretendas perder esos kilos en una o dos semanas. Adquirir una rutina alimentaria sana y ser constante con tu plan de entrenamiento es lo que te va a llevar a cumplir tus objetivos.

  1. Cuida el hígado

El hígado es uno de los grandes perjudicados por los excesos navideños. Todo lo que comemos y bebemos pasa por él mediante la sangre. Aproximadamente cada minuto pasa por el hígado 1,5 litros de sangre procedente del intestino que contiene nutrientes y toxinas, y éste se encarga de limpiar la sangre antes de que circule por el resto del cuerpo. Hacer una dieta y tomar un suplemento, como cardo mariano, para cuidar el hígado, nos ayudará a mejorar nuestra salud, potenciar el rendimiento deportivo y a favorecer la pérdida de peso y grasa.

  1. El poder de las algas

Es obligatorio hablar de los múltiples beneficios que las algas causan en nuestro organismo y el impacto sobre el rendimiento del deportista así como su capacidad ‘detox’ y adelgazante. Estimulan órganos como el páncreas y el bazo, además de depurar el sistema linfático y eliminar sustancias de desecho.

Poseen prácticamente todo el catálogo de vitaminas A, B (salvo la B12), C, D, E (antioxidante) y K. Además aportan infinidad de minerales como el zinc, magnesio, calcio, yodo, selenio, cobre y cobalto.

Algas alimenticias

  1. Consume té verde

Es el quema grasas más utilizado en todo el mundo por sus extraordinarios resultados, especialmente por deportistas. ¿Cómo funciona en nuestro cuerpo? Estimula la hormona noradrenalina, favoreciendo la acción quema grasas, es decir, la oxidación de las grasas. Además, es fantástico para eliminar el exceso de líquidos retenidos y ayuda a eliminar el colesterol.

té verde

  1. Dieta alcalina

Es todo un acierto empezar el año con una dieta rica en alimentos alcalinizantes: verduras frutas y cereales (mijo, quinoa, trigo sarraceno, excepto trigo y maíz). En general todos los vegetales son alcalinizantes. En el caso de las carnes cafés, azúcares, alcohol, huevos, marisco, lácteos u procesados ocurre lo contrario. Cuando metabolizamos los alimentos de origen animal quedan residuos ácidos que deben ser neutralizados.

  1. El efecto detox del ayuno

Aunque el principal objetivo del ayuno sea la desintoxicación del organismo, son obvias sus propiedades adelgazantes, aunque es cierto que a posteriori, si no hay un cambio de hábitos alimentarios, no sirve de nada. Podemos ayunar a base de caldos de verdura, licuados de frutas y verduras, infusiones y agua. La duración del ayuno es variable, entre uno y cinco días.

  1. Ayuno intermitente

Es una de las estrategias más eficaces empleadas por los deportistas de resistencia profesionales gracias a sus exitosos resultados tanto en la pérdida de grasa como en la mejora del rendimiento deportivo sobre la bici.

El ayuno intermitente consiste en someter al cuerpo a una ingesta nula de alimentos sólidos durante un periodo entre 12 y 16 horas. Sí se puede ingerir agua, infusiones o caldos de verdura. Es muy útil para perder peso aunque es recomendable recurrir a esta técnica combinándolo con ejercicio moderado.

Relacionado: Riesgos y beneficios de entrenar en ayunas

prebióticos

  1. Añade alimentos prebióticos

Con los excesos navideños ponemos en situación de sobrecarga el intestino, uno de los órganos más importantes de nuestro organismo. El intestino, entre otras funciones, representa el 85% de nuestro sistema inmunológico, se encarga de absorber y metabolizar nutrientes, sintetiza las vitaminas e incluso fabrica la hormona de la felicidad. Por ello, cuida el intestino y toda su población de bacterias puede ayudar a mejorar tu estado de saluda y mejorar el rendimiento deportivo.

Algunos de los alimentos prebióticos ‘preferidos’ por nuestra flora intestinal son: patatas (frías, dejándolas previamente en la nevera), cebollas, espárragos, ajos, alcachofa, puerro, alimentos fermentados (salsa de soja, yogur, queso…), verduras y pulpa de fruta.

caldo miso

  1. Caldo depurativo

Incluye un caldo depurativo cada día en alguna comida. Dee incluir todos los alimentos y beneficios que antes hemos señalado: algas, un alimento prebiótico (miso, por ejemplo), verduras alcalinizantes y proteína vegetal. Este caldo medicinal es una estupenda opción como base de tu dieta depurativa. No relegues este caldo a este periodo del año, puedes cocinarlo de forma sencilla durante toda la temporada.

¿Qué es el miso?

Es una pasta obtenida por la fermentación de la soja. Es un alimento muy utilizado en la cocina japonesa que alberga multitud de propiedades fascinantes para nuestro organismo:

  • Ayuda a digerir los alimentos.
  • Es un excelente remedio para recomponer la flora intestinal.
  • Es un potente remineralizante y depurativo de la sangre.
  • Se consume tal cual, sin hervir, disuelto en el caldo vegetal.

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Mussara

Deja un comentario