Consejos para prevenir el robo de tu bici si aparcas en la calle

Si aparcas tu bicicleta en la calle con cierto temor y quieres saber cómo prevenir el robo de tu bici, aquí van algunos consejos que te pueden ser de utilidad.

Porque no es ningún secreto que la bicicleta va cogiendo fuerza en España, en detrimento de los vehículos y el transporte público. Pero, a la vez, esto hace que cada vez haya más interés por parte de los ladrones.

Sobre todo en ciudades de más de 500.000 habitantes, que es donde tienen lugar la mayoría de robos de bici, según el Barómetro de la Bicicleta 2019.

Cómo prevenir el robo de tu bici

1. Usa una bici barata y discreta

Aunque parezca una obviedad, conviene recordar que las bicicletas caras son mucho más tentadoras para los ladrones. Sabrán detectar una buena bicicleta y tratarán de llevársela antes que una más económica que les vaya a dar poco beneficio.

Además, a nivel personal, si te roban una bici barata no te supondrá una pérdida ni una frustración tan grande como si te quitan una muy cara y a la que tienes aprecio.

Por otro lado, recuerda que si tiene un color y un diseño menos llamativo pasará más desapercibida, ya esté aparcada en solitario o entre otras bicis. Eso ayudará a que los ladrones se fijen menos en ella.

2. Aparca en lugares transitados o vigilados

Deja tu bici en una zona concurrida, por la cual pasen muchos peatones para que los ladrones no lo tengan fácil, tal y como se indica en la web de los Mossos d’Esquadra de Catalunya.

Esto no garantizará que tu bici esté a salvo ya que hay ladrones muy habilidosos pero al menos aumentará las probabilidades de que alguien detecte el robo y puede avisar a las autoridades o ahuyentar al ladrón.

Si la bici va a estar aparcada en la calle por la noche, ya que no habrá tanta gente, busca una zona que esté bien iluminada para que nadie se la pueda llevar bajo la intimidad que ofrece la oscuridad.

La otra opción es aparcar la bici donde haya algún tipo de vigilancia, ya sea con agentes de seguridad o videocámaras. Los ladrones querrán evitar ser grabados o pillados in fraganti por un segurata.

Autor: Paola de Grenet (Ajuntament de Barcelona)

3. Evita las estaciones

Los ladrones no son tontos y saben que si una bici está aparcada cerca de una estación de tren, metro o de autobuses, la bici probablemente vaya a estar un buen rato sola.

Eso da tiempo de maniobra para el ladrón, ya que la gente que acude a las estaciones normalmente lo hace para trabajar o pasar un periodo de varias horas fuera.

Si te urge aparcar en los alrededores de una estación, al menos intenta que sea en un aparcamiento específico para bicis o que haya alguna videocámara grabando.

4. Usa varios candados

Un candado posiblemente no sea suficiente para prevenir un robo, por ello conviene usar al menos dos; uno para el cuadro y otro para una de las ruedas. Aunque lo ideal es tener las dos ruedas sujetadas, además del cuadro.

Los candados en U suelen ser de los más recomendables, ideales para ser colocados entre el cuadro y la rueda delantera. Luego puedes usar otro candado en U o un integrado para la rueda trasera, evitando aquellos candados de cable.

Algunos candados pueden ser algo caros, pero vale la pena dejarse unos euros de más para tener la bicicleta bien asegurada, y no arrepentirte a posteriori.

Otro apunte a tener en cuenta es que el soporte donde vayas a atar la bici no esté suelto ni defectuoso, no vaya a ser que el ladrón pueda aprovecharse de eso.

Autor: Edu Bayer (Ajuntament de Barcelona)

5. Usa tuercas antirrobo

En caso de quieras cargar con tantos candados, es recomendable sustituir los cierres de las ruedas con tuercas antirrobo, que requieren de una llave especial. No son particularmente baratas, pero evitarán que te encuentres el cuadro de tu bici sin ruedas.

Este tipo de tuercas también existen para el sillín de la bici, aunque la otra opción es llevártelo contigo si no te molesta demasiado.

6. Evita las rutinas

Si quieres ser sumamente cauteloso para prevenir el robo de tu bici, querrás evitar seguir la misma rutina en tu día a día.

Si eres de los que cada día realiza un trayecto fijo, aparca la bici en el mismo sitio, a la misma hora y luego la deja estacionando durante el mismo tiempo, el ladrón lo tendrá mucho más fácil para conocer tu rutina y actuar en el momento adecuado.

Intenta ir variando esos factores en la medida de lo posible para no ponérselo fácil y así aumentar las probabilidades de que tu bicicleta caiga en las manos equivocadas.

Autor: Vicente Zambrano González (Ajuntament de Barcelona)

7. Registra tu bicicleta

Por último, esto no te ayudará a prevenir el robo de tu bici, pero sí que ayudará a recuperarla en caso de tener mala fortuna y quedarte sin ella pese a seguir todos los consejos que te hemos dado.

En la página web de BiciRegistro, de la Red de Ciudades por la Bicicleta, puedes dejar registrada tu bici y así tratar de rastrearla en caso de robo.

Por un precio de siete euros, recibirás un «kit de marcaje» de varias pegatinas muy resistentes con un código que ayudará a identificarla y dificultará su reventa.

En caso contrario, recuerda anotar el número de bastidor de tu bici y trata de lograr que sea fácilmente identificable grabando tu DNI o alguna otra referencia con la que luego puedas demostrar que te pertenece.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.