10 consejos para disfrutar de tu salida nocturna en bici

Se acerca el inicio del verano, llega el calor y también la época de hacer alguna salida nocturna en bici. Una experiencia diferente y divertida que gusta a muchos ciclistas, pero que requiere seguir una serie de consejos para afrontarlas con total seguridad.

¿Aún no has probado a hacer una salida nocturna en bici? El verano es la época ideal para hacer una ruta ciclista de noche, sobre todo si practicas Mountain Bike. La caída del sol conlleva una bajada de temperaturas que da un respiro a los ciclistas para salir un rato a entrenar, o simplemente a divertirse.

Es una experiencia diferente, cargada de adrenalina. Si no lo has hecho aún te lo recomendamos. Aunque antes de nada repasa esta serie de recomendaciones básicas, por tu seguridad, la de tus acompañantes y el resto de ciclistas y vehículos, para que la velada ciclista se desarrolle lo mejor posible.

Faro delantero y trasero siempre encendidos

Es crucial para obtener la visibilidad adecuada y ser vistos por otros ciclistas, senderistas o coches. Además, su instalación es obligatoria entre la caída del sol y el amanecer, según el reglamento de circulación actual. De no llevar instaladas las luces homologadas, puedes enfrentarte a una multa de 200 euros. La luz del faro delantero siempre deberá ser blanca y la trasera roja, bien fija, bien intermitente.

Luz opcional en el casco

Aunque no es obligatoria, te recomendamos llevar una pequeña luz atada al casco. Es especialmente útil para cualquier salida nocturna en el MTB por el campo. Fuera de las poblaciones la luz es prácticamente inexistente, a no ser que haya noche de luna llena, y tener una fuente extra de iluminación es importante para divisar a tiempo obstáculos en el camino, curvas o animales. También es un accesorio muy útil en caso de tener que hacer reparaciones de urgencia por avería.

Batería de los faros siempre llena

Sé previsor y dedica la tarde previa a la salida nocturna en bici a recargar la batería del faro delantero y el trasero. Algunos modelos de luz para bicicletas la llevan integrada en el faro. La de otros es externa y se debe atar a alguno de los tubos del cuadro. Prueba antes que todo funcione correctamente y que el haz de luz sea el adecuado.

salida nocturna en bici

Reflectantes en ropa y accesorios

Aunque no es obligatorio llevarlo salvo en carreteras con poca luminosidad, ponerse un chaleco reflectante te permitirá ser visto por otros vehículos y aumentar tu seguridad. Otra opción es escoger un maillot y culotte con tiras reflectantes, o instalar unos pedales con catadriópticos. Estos últimos en tramos de carretera son muy útiles para que te vean los conductores.

Prepara agua y algo de comida

Como en cualquier ruta diurna. No creas que porque se haya ido el sol el calor y el riesgo de deshidratación es menor. O que habiendo cenado previamente no puedes sufrir una crisis por haber comido. Lleva siempre agua suficiente y algo de comida: un snack o barrita, además de líquido isotónico.

¿Cenar antes o después?

Relacionado con lo anterior, te puede surgir esta pregunta si vas a salir de ruta nocturna. Recomendamos hacer una comida ligera una o dos horas antes de la ruta, eligiendo los alimentos que sueles ingerir antes de una salida convencional de día. Una vez acabada la ruta, sí que puedes hacer una cena (o recena) algo más abundante.

Haz una ruta sencilla

salida nocturna en bici

Sobre todo si es la primera vez que sales de noche o no acostumbras a hacerlo frecuentemente. Aunque conozcas el trazado, con la oscuridad cambia la referencia del camino, las curvas, los obstáculos, etc. Lo ideal sería comenzar con una ruta cercana a tu casa, en pistas, carril bici o carretera conocida y poco complicada, de corta duración.

Una vez cojas experiencia rodando de noche, puedes alejarte un poco más, probar con un tramo técnico, un pequeño descenso. Pero es aconsejable que esos tramos ya los hayas hecho de día.

Lleva siempre móvil y avisa a un familiar

Este es un punto muy importante de cara a tu seguridad. Carga el móvil completamente antes de comenzar la ruta y avisa a un familiar o amigo de que vas a salir, para que esté pendiente por si surge algún incidente y requieras su ayuda. También lleva tu documentación y dinero en efectivo.

Ponte gafas

Hacer la ruta de noche no implica que tengamos que prescindir de las gafas de sol. Eso sí, tendrán que tener instalados cristales transparentes. Muchos modelos de gafas de sol de ciclismo vienen con un par de lentes transparentes intercambiables, muy útiles para estas situaciones. Estos te protegerán del polvo, insectos, choques con ramas, etc.

Equipación: no olvides llevar una chaqueta

Hay zonas de España, como en el norte o algunas de costa, en la que la temperatura baja considerablemente por la noche. Esto te obligará a llevar una prenda de abrigo extra. No es necesario que sea una chaqueta de invierno. Hacer la ruta con un maillot de manga larga y una camiseta térmica debajo hará que el descenso brusco de la temperatura no te pille desprevenido en mitad de la oscuridad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.