No ha sido el vencedor de la etapa. No ganará la Vuelta. Pero Alberto Contador ha dejado esta tarde una subida para el recuerdo en Los Machucos, la primera vez que la ronda española pisaba la infernal cima cántabra. El madrileño ha atacado cuando faltaba prácticamente todo el puerto por delante. No ha sido suficiente para alcanzar a Stefan Denifl (Aqua Blue) que iba por delante como único superviviente de una fuga de calidad.

Salió a por Miguel Ángel López, que ya se había movido: “Sabía que iba a atacar y tenía que seguir su rueda. Una vez llegué, me sentí cómodo detrás de él y decidí tirar adelante a ver quién tiraba con la misma convicción”, ha explicado tras la etapa. Nadie. López aguantó un tiempo detrás, pero no pudo con el empuje del madrileño que fue adelantando miembros de la escapada.

Lo más importante son las diferencias que, hoy sí, han sido relativamente importantes. Contador ha sacado esta tarde 1’14” a Chris Froome en Los Machucos. No están las cosas como para pensar en una histórica machada, pero el español ya es quinto de esta Vuelta a 3’34” del británico y, lo más importante, acercándose al podio que todavía marca Wilco Kelderman.

Nibali se acerca de nuevo

Como decíamos, Froome ha sufrido de lo lindo en la etapa de hoy. Esta vez ni su equipo ha sido suficiente para librar la situación, y eso que sus compañeros han estado a la altura. Otra vez. Pero el maillot rojo no tenía hoy las piernas de otros días. Él se lo achaca al esfuerzo de la crono de ayer: “Creo que lo he pagado un poco”, ha dicho después en rueda de prensa. Nibali, que de tonto no tiene un pelo, ha visto la debilidad de Froome y no ha dudado en tirar adelante.

stefan-denifl-etapa-17-vuelta-espana-2017-los-machucos

Denifl, en la meta de Los Machucos. Foto: Unipublic

El italiano le ha metido 41 segundos y vuelve a estar vivo en carrera. Además, ha distanciado un poco a Wilco Kelderman, devolviéndole parte de lo que perdió ayer en la crono. Al neerlandés se le ha hecho larga la subida y ha renqueado en los últimos dos kilómetros. Zakarin sí ha estado al par de Nibali. Ahora el italiano está a 1’16” de Froome, le saca 57” a Kelderman y éste otros nueve segundos al ruso de Katusha.

“Ahora sé lo que se siente”

Mención aparte merece el ganador de la etapa, que hoy se ha estrenado en una gran vuelta y estaba completamente entusiasmado: “El último kilómetro ha sido asombroso. Tanta gente, todos animándome cuando trataba de avanzar… ahora sé lo que se siente al ganar una etapa en una grande”. Una victoria que ha definido como el mejor día de su vida deportiva.

Y desde luego, es su victoria de más prestigio. Denifl ha sido el mejor de una fuga de calidad. Un grupo que ha hecho camino y ha resistido bien la –fallida- jugada táctica de Chaves y Orica. En Los Machucos, Dani Moreno ha sido el primero en romper las hostilidades. Sin salir de primeras, manteniendo el ritmo, se ha terminado echando encima de Moreno, y dejándolo atrás después. El austriaco no va a olvidar este día. Y la afición tampoco, al menos hasta el sábado, porque la etapa ha dado de sí más de lo esperado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This