L’Étape Granada desde dentro, éxito rotundo de la cicloturista del Tour en la cita andaluza
PUBLICIDAD

L’Étape Granada desde dentro, éxito rotundo de la cicloturista del Tour en la cita andaluza

Más de 1.000 ciclistas han puesto a prueba su estado de forma con la primera edición de L’Étape Granada by Tour de France Presented by Lapierre, la marcha cicloturista que exporta la experiencia única de vivir una etapa del Tour de Francia. Perico Delgado ha sido un embajador de lujo en una prueba que ha cautivado a los ciclistas con su atractivo paisajístico.

Tras el éxito cosechado en julio con la primera prueba de formato L’Étape celebrada en España, esta marcha cicloturista continúa su expansión en nuestras fronteras con la nueva sede granadina.

Más de mil participantes estaban convocados a las 8 de la mañana para la salida oficial desde el Palacio de Congresos de Granada. No obstante, L’Étape Granada by Tour de France Presented by Lapierre es un evento que abarca más allá de la propia marcha.

Se trata de un museo en sí mismo que pretende trasladar a los cicloturistas la experiencia de vivir desde dentro una etapa del Tour de Francia. Por ello, desde la jornada sabatina se podían recoger los dorsales y el maillot amarillo acreditativo de la prueba, en una zona expo que suponía un viaje por el tiempo a lo largo de la historia de la grande boucle.

Los cuatro maillots del Tour nos daban la bienvenida mientras la jornada avanzaba con sorteos, clínics, las últimas bicicletas presentadas por lapierre en exposición y venta de merchandising oficial del Tour. Un ambiente de puro cicloturismo en compañía de amigos y familiares de los participantes. No faltó la presencia de Didi, el mítico ‘diablo’ que anima al pelotón en el Tour de Francia en la cuneta desde hace años. Un entrañable seguidor que se ha convertido ya en todo un símbolo de la carrera y uno de los objetivos más buscados por las cámaras y flashes.

Además, uno de los alicientes que caracterizan a esta marcha, cuyo formato se ha extendido por decenas de países en todo el mundo, es la obligatoriedad de contar con un ganador del Tour de Francia como embajador de la cita. Si en la prueba de Madrid el elegido fue Óscar Pereriro, para la marcha de Granada se ha contado nada menos que con Pedro Delgado, ganador del Tour en 1988. El popular ciclista segoviano ha charlado y se ha fotografiado con cientos de admiradores, ha participado en las actividades en torno a la marcha y, por supuesto, ha pedaleado completando la versión más exigente.

Un trazado entre colosos

Ya en la jornada dominical, los ciclistas tomaban la zona de salida antes de dar comienzo a la prueba a las 8 de la mañana. Al frente de todo el pelotón, Perico Delgado recibía la distinción de portar el dorsal con el número 1 y contar con un maillot especial, de color azul, que servía para identificar al homenajeado en la marcha.

En una primera tanda daban las primeras pedaladas los inscritos a la versión larga, con un exigente recorrido de 176 km y 2.600 metros de desnivel positivo entre las carreteras escondidas de la Sierra de la Alpujarra granadina. Media hora después era el turno de la opción algo más corta, aunque también desafiante, con sus 131 km de recorrido y un desnivel positivo de 2.000 metros. Manuel ‘Triki’ Beltrán o Juanmi Mercado han sido algunos de los nombres ilustres que han acompañado a los participantes en esta opción más asequible.

Con salida desde el corazón de Granada, los corredores disgregados en diferentes pelotones rápidamente se han aproximado a las estribaciones de Sierra Nevada y sus grandes cumbres. Más allá de las cifras de distancia y desnivel, el recorrido preparado por la organización ha regalado a los ciclistas un espectáculo paisajístico, con magníficos contrastes entre panorámicas montañosas y marítimas.

Una vez alcanzado el avituallamiento en la ciudad de Motril, ha comenzado el segmento más duro aunque también más bello de la ruta. El Sprint Challenge ha servido para que los más rápidos en terreno explosivo pudieran retarse en un segmento de cronometrado de un kilómetro, mientras que los reyes y reinas de la montaña se han decidido en el puerto de Vélez de Benaudalla, de 4 km de extensión.

Las dificultades no se terminaban aquí, ni mucho menos. El tercer puerto de la jornada llegaba en el km 106, Los Guájares, un coloso de 14 kilómetros y 730 metros de desnivel que además ha servido de escenario para el segundo KOM y QOM de la marcha.

Este segmento de largos ascensos y rápidas bajadas entre carreteras estrechas y multitud de curvas, con un asfalto perfecto, ha sido una delicia para todo amante del ciclismo de carretera. Los paisajes, la exigencia del recorrido y el ambiente en los avituallamientos (con orquestas y charangas) son los ingredientes que consiguen hacer de L’Étape Granada by Tour de France Presented by Lapierre una experiencia propia del Tour de Francia.

Traca final

Quienes no hayan sabido guardar energías antes de llegar al último tercio de la ruta lo han pagado caro. Todavía faltaba enfrentarse al mayor escoyo de la ruta, el Muro Saleres. Un puerto de 8 km que suma un desnivel de 410 metros y que presenta auténticas rampas, superiores al 17% de pendiente, que hacen honor a su apelativo.

Perico Delgado, homenajeado en esta edición, ha sido el único que vestía un maillot especial de color azul.

Este muro ha sido encadenado con el Puerto del Mirador de la Atalaya para completar los 2.600 metros de desnivel positivo de este trazado extenuante. Una vez coronado, con parada obligatoria para deleitarse con sus vistas, sólo quedaba rematar los últimos 20 km con un tramo rodador que ha llevado a los corredores de nuevo al Paseo del Violón, convirtiendo al centro urbano de Granada en los Campos Elíseos de L’Étape.

Todos los ciclistas han recibido una medalla de finisher entregada en el village ubicado en la meta. Además de disponer de un parking de bicicletas, el avituallamiento final ha consistido en una ‘pasta party’ que ha supuesto un recuperador inmejorable mientras se compartían opiniones y experiencias de la ruta.

El formato L’Étape cierra un año sobresaliente con la celebración de dos pruebas en su primera incursión en nuestras fronteras, con el cartel de sold out en la cita granadina y las miras puestas ya en los eventos de 2022 donde, según nos ha avanzado la organización, se prevén sorpresas para todos los amantes del cicloturismo.

Te recomendamos

Non Stop

Te recomendamos

Mussara

1 comentario en «L’Étape Granada desde dentro, éxito rotundo de la cicloturista del Tour en la cita andaluza»

Deja un comentario