La cartografía

Si hay algo realmente importante aparte del terminal que has adquirido, es la cartografía disponible para el mismo. Tener unos buenos mapas te puede sacar en más de una ocasión de un buen apuro, ya que si llegas a un punto en el que tienes que improvisar una “ruta” alternativa, la opción más lógica es guiarte por unos buenos mapas. Te lo explicamos en el Curso de GPS Capítulo 3

Además de llevar siempre una copia impresa de los mapas de la zona por la que te vas a mover (nunca se sabe si puede ocurrir algún percance que deje inutilizado el terminal) es muy importante disponer una buena cartografía tanto en el GPS como en tu ordenador.

¿Por qué son tan importantes?

Unos mapas correctamente actualizados te permiten estudiar en casa el track que vas a realizar (por ejemplo uno descargado de wikiloc) o bien crearte tu propio recorrido y así no llevarte sorpresas en mitad de la salida. Si la cartografía no es reciente, es muy habitual que la senda por donde debe transcurrir tu salida no exista y te encuentres con que hay una autopista… suena a chiste pero no es tan raro.

Desgraciadamente en España tenemos un servicio de cartografía nacional, el CNIG que por culpa de los tan de moda recortes no tiene suficiente presupuesto como para tener su base cartográfica actualizada, y no es difícil encontrarte con que sus datos más recientes corresponden en algunas zonas al año 2006 o anterior. Estamos hablando en el mejor de los casos de 6 o 7 años de desfase, demasiado.

Tipos de mapas

Los principales y hablo a nivel nacional que vas a encontrarte se dividen en dos grupos: ráster y vectoriales. Independientemente del terminal que utilices, podrás encontrar al menos uno de estos dos tipos de mapas para tu plataforma (siempre que tengas un terminal que sea compatible con mapas), pero si además utilizas terminales Garmin o Twonav tendrás a tu disposición los dos formatos, e incluso podrás superponer unos sobre los otros para tener mayor detalle de las zonas.

Vectoriales vs ráster

Las diferencias más importantes entre un tipo u otro son las siguientes: Un mapa vectorial, como su nombre indica está formado por vectores que por sus características ocupan mucho menos que una imagen convencional (jpeg, bmp, png), por lo que a la hora de moverlo tanto en tu gps como el ordenador, se hará de una manera más fluida. Los ráster por el contrario, no dejan de ser imágenes en alta resolución georreferenciadas. Por ejemplo, dentro de los ráster tenemos las ortofotos, que seguramente conocerás, ya que son una de las vistas proporcionadas por Google Earth, son esas imágenes tomadas desde una vista aérea. Una característica de los ráster, al igual que cualquier fotografía, es que a la hora de aplicar un zoom elevado a la vista del mapa veremos como la imagen presenta una clara pixelización, esto en los vectoriales no ocurre, puedes ampliarlos todo lo que quieras que no sucederá.

Para que te hagas una idea, un mapa vectorial es como el que incluyen los navegadores de coche. Personalmente opino que si podemos elegir entre uno y otro para una misma zona, nos decantemos por el vectorial, tienen varias funciones que los hacen interesantísimos, por ejemplo permiten la indexación de sus datos, y gracias a ello, puedes realizar búsquedas, por ejemplo puedes buscar donde se encuentra el pueblo más cercano, el hotel, el banco, etc., esto no se puede hacer con un ráster.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.