Un piloto puede controlar su entrenamientos, también puede controlar su bicicleta y su puesta a punto, pero lo que seguro no puede tener bajo su control es el tiempo con el que realiza una prueba y el entorno.

Y es que la penúltima carrera de la Enduro World Series disputada en Aínsa Zona Zero, una vez más nos recordó lo competitivo en que se ha convertido este deporte, y en concreto esta disciplina del BTT.

Separados por escasas milésimas entre un gran número de bikers, el estar en posición de podio o quedar fuera de él se decidió por pequeños detalles.

Todos los participantes se vieron obligados a dejar de el clima, los accidentes y se concentraron en sacar el máximo de partido a sus máquinas para intentar conseguir el mejor tiempo.

No os perdáis este vídeo que tiene como protagonista al biker de Specialized Curtis Keene, entro otros, y en el que nos explica las sensaciones que vivió en Aínsa. Evidentemente también disfrutamos de sus bajadas. ¡Aquí va!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.