A sus 36 años, Dani Moreno aún seguirá en las carreteras durante un año más con un dorsal a la espalda. El madrileño vinculado a Argentina, de donde procede su esposa, estará en este 2018 a las órdenes de Jonathan Vaughters en el EF Education First-Drapac p/b Cannondale que tendrá a Rigoberto Urán como inequívoco jefe de filas con la mira puesta en el Tour de Francia donde regresó por sus fueros este año con un segundo puesto.

Ha sido el diario deportivo Marca quien adelantó ayer el fichaje del madrileño por la estructura norteamericana. Un movimiento que no se encontraba entre los ‘esperables’. Poca gente, de hecho, lo ha visto venir. De momento todavía no es oficial, pero el rotativo madrileño daba por hecho que el fichaje estaba cerrado “y ya ha firmado el contrato”. Moreno es el penúltimo integrante de la ‘generación dorada’ del ciclismo español que queda en activo junto a Alejandro Valverde, una vez que ‘Purito’ y Contador se han retirado y Samuel Sánchez fue apartado por un positivo.

Espacio en el equipo

Moreno llegría a un equipo en el que tiene bastante espacio. De momento, el gran líder va a ser Rigoberto Urán, que apostará de nuevo por el Tour. Y el otro hombre fuerte será Michael Woods. El canadiense, todavía por hacer pese a sus 31 años, puede ser el caballo elegido para las clásicas por su buena arrancada final. Y Lawson Craddock y Hugh Carthy son otros buenos galgos que aún tienen que crecer.

ef-education-first

Sin embargo, con la marcha de David Formolo al Bora-Hansgrohe ha perdido un corredor valioso en carreras de tres semanas, por lo que probablemente Moreno podría tener libertad en alguna de las ‘grandes’ y también en las clásicas donde puede hacer buena dupla de outsiders con el propio Woods.

Oath se marcha

Por otro lado, no empieza bien la nueva aventura de Vaughters. Oath anunció la semana pasada que se marchaba del proyecto, pese a que tenían el contrato ya firmado y sin empezar la temporada. El gran valor añadido de la plataforma eran las audiencias potenciales, que aumentarían el nivel de conocimiento del equipo con la consiguiente atracción para potenciales patrocinadores.

De momento, el director del equipo y cara visible del proyecto dice que no “sufrirá ninguna modificación” por la pérdida del sponsor. El nuevo equipo norteamericano se lleva, pues, a un hombre experimentado y que podrá tener su propio hueco para tratar de brillar. Cierto es que sus mejores años, en Katusha, pasaron hace ya varias temporadas con la victoria en la Flecha Valona y dos etapas de la Vuelta. Pero aún tiene ciclismo en las piernas y ahora se le abre una nueva puerta.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This