Si ya es complicado ascender a la cima del Kilimanjaro, 5.895 metros, más aún hacerlo con la bici cargada a la espalda, para después de hacer la cima y disfrutar un poco del momento disfrutar de la bajada única, de película, que es lo que hizo Danny MacAskill junto a sus amigos en el Kilimanjaro, la montaña más alta de África que se halla en Tanzania, en la frontera con Kenia, en colaboración con Endura, que le facilitó un material de primera para que todo saliera como estaba previsto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.