Uno de los mejores freestylers del mundo, Danny Macaskill, realizó una exhibición en Londres la pasada noche. El escenario no podía ser mejor, a las orillas del Támesis y ante la atenta mirada del London Eye, Macaskill dejó a todos los presentes estupefactos.

El rider de Red Bull no dudó en lanzarse por una rampa que finalizaba con un looping de lo más complicado, para acto seguido volver a subir un pequeño tramo y bajarlo de espaldas haciendo un invertido. Aunque para Macaskill esto es como caminar, a nosotros nos parece sencillamente espectacular. El mismo protagonista aseguró sentirse “orgulloso y muy contento” tras semejante hazaña.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.