Es muy probable que hayamos asistido hoy a la mejor etapa de la Vuelta a España 2018… hasta ahora. Porque es de esperar que en las 10 jornadas que faltan veamos más días de ciclismo. Pero el de hoy ha sido un día de –poca- lluvia en el que se ha rodado literalmente como el mismo fuego.

Más de 100 kilómetros de pelea antes de formarse la escapada definitiva. Una fuga de 19 corredores con Thibaut Pinot dentro jugando a la apuesta por la general: a poco más de dos minutos como estaba tras cortarse en San Javier, el francés ha llegado a contar con cuatro de renta en el momento álgido de la escapada. Si se habrá corrido, que han llegado con 40 minutos de adelanto respecto al horario previsto.

Ante la amenaza del francés, el Movistar Team ha tomado la responsabilidad en primera persona para asumir la persecución. El Mitchelton-Scott asegura no tener equipo suficiente como para controlar una escapada de esta entidad, en la que se había metido también Jack Haig, y también Winner Anacona por parte del conjunto telefónico.

thibaut-pinot-vuelta-españa-2018-etapa11

Como era de esperar, la fuga no ha ido en paz y armonía hasta la meta. Se han liado a palo limpio y han triunfado De Marchi y Restrepo. En un sprint, el colombiano era más rápido así que no era la mejor opción. En el repecho anterior a meta, De Marchi ha soltado a Restrepo y ha llegado en solitario a meta.

Por detrás, Rigoberto Urán ha puesto a trabajar a sus peones, y entre ellos y Movistar se han acercado tanto que Pinot sólo ha sacado 12 segundos. El gran perjudicado del día, Fabio Aru que se ha dejado 41 segundos con el resto de los favoritos. Todo sigue igual delante en la general, salvo que Buchmann que también ha perdido tiempo se deja unos segundos y cede el cuarto puesto a Ion Izagirre.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This