Alexis Righetti estuvo por el Pirineo aragonés, concretamente en Cotiella donde quiso enfrentarse a una asfixiante pendiente de 500 metros de altura con su mountain bike.

Como podemos ver las imágenes, la verticalidad es tremenda y es que pocos se atreverían a descender algo así.

Si quieres saber cómo acaba, ¡no esperes más a verlo!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.