Ni que decir tiene que, desde que ganó el Giro y por la forma de ganarlo, Tom Dumoulin es señalado ahora mismo por todo el mundillo como el único capaz de derrotar a Chris Froome en el Tour de Francia. Eso está fuera de toda duda, lo mismo que tampoco se cuestiona nadie que el crecimiento del Team Sunweb ha sido innegable, pero probablemente aún no sea suficiente para discutir el dominio de Sky en carrera.

Se espera que el holandés, que ganó aplastantemente a Froome en el Mundial contrarreloj –cierto que el británico venía ya perdiendo la forma después de Tour y Vuelta a tope-, acuda ya en 2018 a la ronda gala y haga allí su primer gran asalto al amarillo. Pero él mismo ha enfriado esa posibilidad al menos hasta el martes, cuando se sabrá el recorrido. En una entrevista publicada por el rotativo italiano La Gazzetta dello Sport, Dumoulin ha asegurado que no lo tiene decidido aún.

tom-dumoulin-team-sunweb-2022

Dumoulin, de rosa en Milán. Foto: Cor Vos © 2017

“Todavía no lo sé, la verdad. Depende del recorrido. Si ponen un trazado que no me conviene, ¿para qué voy a ir?”, dice en la pieza. Palabras que van muy en consonancia con lo que siempre ha dicho. Tiene 27 años, tiempo de sobra para intentar esa victoria. Si el recorrido no es beneficioso para él, le viene mejor volver al Giro, probar en la Vuelta y seguir sumando ‘Grandes’ mientras espera un momento más propicio para pelear por el Tour.

Una crono el penúltimo día

Mientras tanto, siguen circulando cada vez más rumores sobre el recorrido de la carrera, que se presentará este martes por la tarde. Dentro de cuatro días, por tanto. Lo último que se ha dejado ver es que, antes de llegar a París, el Tour volverá a tener una contrarreloj individual que terminará de despejar la general si es que no llega ya decidido. En este caso, sería algo más larga que la de Marsella de la pasada edición.

Dumoulin, en la grono del Giro. Foto: Cor Vos © 2017

Y lo más importante: se celebraría en el País Vasco. Después de unos Pirineos bastante más largos que los Alpes –de hecho, los equipos permanecerían en Pau durante cuatro días-, el Tour haría una incursión en tierras vascas para esa decisiva etapa final. Del periplo pirenaico se han dicho también muchas cosas, entre ellas una subida a Luz Ardiden y también el Peyresourde. Todo esto, claro, fuera de oficialidad. Las autoridades vascas han confirmado que el Tour «vendrá», pero no han aclarado si será ya en 2018 o más adelante. Sí que Vizcaya tendrá una etapa de la Vuelta a España.

Lo que sí parece improbable es que entren en juego el Pirineo catalán o aragonés en la ronda gala en esta ocasión. La crono, algo más de 30 kilómetros sobre las sinuosas, a ratos duras y siempre incómodas colinas vascas, podría venir bien para un corredor como Dumoulin, pero es cierto que sobre este trazado Froome puede defenderse mejor contra él… y sacar más tiempo al resto de candidatos. Quedan cuatro días para salir de dudas, porque con la presentación del recorrido se van a elaborar, de forma paralela, muchos calendarios de los mejores ciclistas del pelotón.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This