No estaba escrito en el guión, pero el líder de las Enduro World Series (EWS) tuvo este fin de semana una dura y fuerte caída. Jérome Clementz (Cannondale) se iba al suelo en la prueba de la Copa de Francia de Enduro Blausac, y, por fortuna, el resultado de la misma no fue tan grave como se esperaba de inicio tras ver el impacto y las consecuencias del mismo.

“No está rota. Es parte del juego”

Jérome estaba encantado con cómo le estaban yendo las cosas y la prueba en si. En la jornada previa a la caída Clementz tildaba a la prueba de “impresionante” y manifestaba que tendría que dar mucho más de si mismo ante el nivel del resto de competidores. No obstante, quizá peco de ímpetu, ya que al día siguiente se iba al suelo.

A los minutos de besar el suelo, el líder de Cannondale decía que “No es bueno. Clavícula rota, es parte del juego”, en una prueba más del buen humor que siempre le ha caracterizado. Por fortuna para él, para su marca, para el enduro y para el espectáculo, el posterior diagnóstico transmitía mejores noticias: “¡¡¡No está rota!!! Clavícula dislocada. Un poco de descanso y vuelvo. Los alsacianos somos duros”.

Falta por ver si el líder de las Enduro World Series (EWS) llegará a punto de la segunda cita del campeonato, que se disputa los días 30 de mayo-01 de junio, dentro del Tweedlove Festival, en Escocia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.