Puede sonar a broma, por lo extrovertido de la propuesta, pero no lo es. La empresa Spitfire Industry ha diseñado un casco para un uso esporádico hecho en papel, sí, sí, en papel, al que ha bautizado como Eco Helmet. Ni que decir tiene que al estar hecho de esta calidad dos de sus principales cualidades son los de la calidad y su respeto por el medio ambiente –los cascos de espuma de poliestireno tardan más de 500 años para descomponerse y nunca realmente se descomponen–, pero es que además absorbe de forma efectiva los impactos de igual forma que lo hace el poliestireno (PS).

Con este casco los responsables de esta empresa buscan que el uso del casco se generalice, ya que son muchas las personas que todavía no utilizan el casco, sobre todo en los desplazamientos urbanos y con este de papel el cambio de hábitos podría empezar a cambiar, ya sea por el hecho de plegarse con una facilidad pasmosa y una vez utilizado se puede tirar al contenedor de los papeles.

Construido a partir de papel reciclado impermeable en un patrón de nido de abeja radial, EcoHelmet absorbe los golpes de cualquier dirección tan eficazmente como el poliestireno tradicional. Se pliega de forma plana para facilitar la venta y se adapta a la mayoría de tamaños de cabeza.

La idea es que empiecen a comercializarse en el 2017.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.