Tras una lenta agonía, la UCI ha dado el golpe definitivo a una de las modalidades más espectaculares del mountain bike: el 4X, que tantas alegrías nos ha dado y tan buenas carreras, y de la que hemos llegado a tener un campeón mundialista: Rafa Álvarez de Lara.

El comunicado de la Unión Ciclista Internacional (UCI) lo deja bien claro: se ha acabado la Copa del Mundo de Four Cross y sólo se va a disputar una prueba, la cita mundialista, en el que es el golpe definitivo para una modalidad que estaba languideciendo, debido, básicamente, al coste que supone para los organizadores asumir la celebración de una prueba de categoría de esta modalidad, porque si hablamos de espectáculo, pocas disciplinas pueden ofrecer una competitividad tan alta.

Se confirma cita en Leogang

El comunicado que lanzó la UCI a finales del pasado mes de septiembre decía lo siguiente: “Siguiendo la publicación del calendario de mountain bike para 2012, la UCI confirma que el four cross formará parte del programa del Mundial de Mountain Bike de 2012”, que se disputa en Leogang (Austria), y sigue: “De todos modos, debido al alto coste de construcción de los circuitos y su impacto sobre el medio ambiente, la UCI ha decidido quitar esta especialidad del programa de eventos de la Copa del Mundo para la próxima temporada”.

De esta forma, Jared Graves y Anneke Beerten podrían pasar a la historia como los últimos campeones de la Copa del Mundo de Four Cross, y Fort Wiliam, Val di Sole y Leogan, como tres sedes míticas de una especialidad que como tal saltó al Mundial en 2002, puesto que hasta la fecha era el Campeonato del Mundo de Dual; pero sobre este tema volveremos un poco más tarde.

Lo que está claro es que los corredores no pueden quedarse en casa sentados, viéndolas venir. Además, qué nivel podrían dar, qué nivel podríamos tener en un Mundial de 4X si los riders sólo disputaran una carrera al año, por más que previamente se prepararan a destajo. Ante esta situación, y tal como ha sucedido con el DH -dimos buena cuenta en el pasado número-, los corredores se han movilizado y están por la creación de un calendario propio. Es evidente que ante la decisión tomada por la UCI hay grandes campeones que pasan al más absoluto ostracismo, así como sedes míticas de esta especialidad. No es de extrañar, pues, que el mánager de Michal Prokop o el británico Chris Roberts hayan salido a la calle para intentar solucionar el tema, y así es como han nacido, como han tomado cuerpo, las Schwalbe Euro 4x Series.

Schwalbe Euro 4x Series

Este calendario ya existía la temporada pasada, y en él tomaron parte los mejores especialistas. Se disputaron las pruebas de Leogang, Afan, Szczawmo y Houffalice, y tras estas citas la victoria fue final fue para Tomas Slavik, al que siguieron Joost Wichamnn y Scoot Beaumont, otro de los corredores que se han movilizado para que este calendario siga adelante, como así ha sido.

De hecho, Las Schwalbe Euro 4x Series, que cuentan con su propio canal de televisión, Fourcross.tv, vuelven a disputarse por tercera vez este año. La idea inicial de la serie era ofrecer un trampolín para los pilotos que querían competir en los eventos mundiales de 4X, pero al final se les hacía un poco grande y, además, ahora se encuentran en que tampoco disponen de dónde correr. Hasta la fecha, este calendario, que tiene garantizado el patrocinio de Schwalbe al menos los próximos dos años, se caracterizaba por un ambiente más relajado y sin tanta presión como el que preside una Copa del Mundo.

Pero puede que esta falta de tensión cambie a partir de ahora, ya que supongo que serán unos cuantos los riders que aprovechen la existencia de este certamen para competir. Un calendario que, por cierto, cuenta ya con tres fechas y sedes confirmadas (Winterberg, Alemania, 20 de mayo; Leogang, Austria, 27 de mayo, y Leibstadt, Suiza, 5 de agosto) y dos pendientes (Afan, en el Reino Unido, y una quinta prueba de la que no se sabe ni sede ni fecha, aunque está programada como última).

Ahora bien, hay quien no ve siempre la botella medio vacía y ve las cosas desde una óptica más positiva. Tal es el caso de Martin Whiteley. Martin, afincado en Granada, es toda una institución en el mountain bike. Vinculado a la UCI en su momento, mánager de corredores y director de equipos míticos como el Global o el team Honda, ahora lleva las riendas del Trek World Racing. Pues bien, para Martin tampoco es un drama que no haya una Copa del Mundo de 4X, puesto que “tampoco la había de maratón y había un Mundial y no pasaba nada”, y añade: “También hay que decir que el interés por el four cross no es muy alto”.

Por ejemplo, en el informe de audiencias de Freecaster, el descenso había subido un 50 %, el cross country un 40 % y el 4X había bajado un 60 %”. Además, para Martin, el nivel de las carreras no era alto y no era de Copa del Mundo, por lo que “igual es bueno que haya pasado lo que ha pasado, para que haya más carreras y cuando suba el nivel vuelva a existir una Copa del Mundo de la especilidad”, y para finalizar su razonamiento lanza el siguiente recordatorio: “Y no hay que olvidar que si existe el four cross es porque lo creó la UCI”.

Dual & four cross

Parte de la razón no le falta a Martin, ya que el Mundial de 4X se estrenó como tal en Zell Am See (Kaprun, Austria) en el año 2002, ya que hasta la fecha se disputaba lo que se conocía como Dual. Del Dual, curiosamente, sólo se disputaron dos ediciones, las de 2000 y 2001. El estreno correspondió a la estación granadina de Sierra Nevada, y el oro fue para Wade Bootes (AUS). El podio tampoco tendría mucha variedad en los años siguientes, puesto que los corredores que hacían dual siguieron haciendo 4X sin problemas, aunque a unos les gustaba más que a otros.

Probablemente por esta razón, de un tiempo a esta parte había aumentado el rumor de que los riders americanos y canadienses querían volver al dual, ya que lo consideraban mejor, y de hecho, en su país se sigue disputando en certámenes de tanto prestigio como la See Otter Classic o el Crank Brothers. Algo que no acaba de entender Rafa Álvarez de Lara.

El extremeño, que recordemos que llegó a ser campeón de la Copa del Mundo y del Mundial de 4X en 2008, ya había oído esta música en alguna parte: “Ya lo llevaba oyendo hacía un par de años, que querían volver al dual e incluso hace año y medio que he oído decir a Jared Graves que lo deja, pero yo no sé qué le ven. Me he puesto a mirarlo y a mí me aburre. En una carrera de dual sólo tienes que preocuparte de bajar, de hacer tiempo, y casi no ves ni al rival, cuando a mí me gusta más el cuerpo a cuerpo. El dual no es mi estilo de competición”.

Rafa Álvarez, el exponente

Pero el propio Rafa ha sufrido en sus carnes la decadencia del four cross. Pasó de tocar la gloria con la yema de los dedos, a amasarla, a verse sin equipo. Su caso era un rara avis, porque cuando el four cross estaba en un momento álgido en el ámbito internacional, con público en las carreras –aún tenemos todos en mente la prueba de Vallnord (Andorra), ¿no?–, él se llevó la Copa del Mundo y el Mundial, sorprendiendo a los grandes especialistas, cuando aquí, en nuestra casa, no había ninguna carrera de 4X.

El pasado año llegó a disputarse un Campeonato de España, pero hacía muchos años que no se celebraba. El último que yo recuerdo fue el de Ramales, y no podemos decir que ni el circuito ni el nivel ni el número de los riders fueran para tirar cohetes. Todos veíamos que el four cross estaba languideciendo, pero nadie hallaba soluciones. Si ya costaba encontrar organizadores que asumieran el reto de hacer frente a un evento de cross country o de descenso, cómo se iban a liar la manta a la cabeza con uno de four cross. No sé, igual Martin Whiteley tenga razón y haya que dejar pasar unos años para que las aguas vuelvan a bajar claras y cristalinas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.