Realmente es raro ver una presentación oficial de un equipo a las fechas que estamos, ya bien metidos en el mes de abril y buscando casi el principio de mayo. Pero así son las cosas. El Burgos-BH ha celebrado esta tarde su puesta de largo en el Teatro Principal de la ciudad burgalesa. Un proyecto que destaca, como ya se ha dicho porque llevamos tres meses de temporada, por el ascenso de categoría a Profesional Continental.

Y, por tanto, también implica acudir a muchas de las mejores pruebas del mundo. Las WorldTour españolas y, especialmente, la Vuelta a España. La primera ‘Grande’ en la historia del equipo después de más de una década de andadura en la categoría continental. Sin duda todo un hito para la formación castellana, que se ha reforzado especialmente para ello.

Las puertas del cielo

Pero no sólo de la Vuelta vivirá el equipo. De hecho, ya han formado parte de varias de las mejores pruebas del calendario: la Volta a Catalunya y la Vuelta al País Vasco. Estarán, también, en la Clásica de San Sebastián o en el Baloise Tour de Bélgica (2.HC) el próximo mes de mayo, entre otras. Sin olvidar la Vuelta a Burgos (2.HC), carrera de casa y que siempre constituye un objetivo para la estructura de Julio Izquierdo.

Precisamente en la Volta, el Burgos-BH se quedó a las puertas del cielo. Fue por medio de Diego Rubio, que se jugó una etapa de tú a tú frente al alemán Max Schachmann. Finalmente, el abulense fue demasiado generoso en el esfuerzo, y su compañero de fuga y rival en meta lo aprovechó para derrotarle en un duelo a dos. Seguro que Rubio aprendió de aquello y, en cualquier caso, le sirvió para demostrar que está en disposición de disputar carreras de enorme nivel.

Once caras nuevas

Evidentemente, para poder abordar el salto de categoría el equipo ha tenido que hacer una profunda renovación de plantilla. De las 17 unidades, sólo seis continúan con respecto a 2017, algo más de un tercio de la plantilla. Ibai Salas, Jorge Cubero, Igor Merino, Álvaro Robredo, Pablo Torres y Daniel López siguen como parte del equipo.

El resto, hasta 11 corredores, son caras nuevas. Empezando por Matvey Mamykin (ex Katusha-Alpecin) y los dos procedentes de Bora-Hansgrohe, José Mendes y Silvio Herklotz que vienen del WorldTour. El ya citado Diego Rubio y Jordi Simón mantienen la categoría, mientras que Jesús Ezquerra viene de continental. El monegasco Langelotti, el británico Mitri, Nicolás Sessler y Óscar Cabedo suben desde el campo amateur. Aunque la temporada ya empezó hace tiempo, el Burgos-BH presenta la temporada más ilusionante de su ya larga historia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.