La situación del equipo Burgos-BH tiene muchos calificativos y definiciones, y la de sencilla no está entre ellos. El equipo castellanoleonés ha tenido un final de temporada de lo más turbulento después de la confirmación de sanción durante cuatro años a dos de sus efectivos: Ibai Salas e Igor Merino. Dos positivos en el mismo año natural, lo que para la UCI implica sanción.

Si además se le suma el caso de David Belda, estaríamos hablando de tres corredores -ahí hay más dudas, porque el positivo fue encontrado hace más de 12 meses, pero sí que es cierto que la sanción se notificó entonces- y ahí la sanción se podría ampliar a un año sin competir. Además, el Movimiento por un Ciclismo Creíble, del que el Burgos-BH forma parte, ‘propone’ que los equipos se autosancionen cuando sus corredores incurran en estas prácticas.

Aún falta para que se conozca el fallo de la Comisión Antidopaje y, con él, también la sanción, pero el equipo ha decidido anticiparse y hacer un gesto de buena voluntad. Pese a tener invitación para la Tropicale Amissa Bongo -una de las primeras pruebas del año, a mediados de enero en Gabón- se la perderán a conciencia, así como el clásico inicio de la Challenge de Mallorca. Es una autosuspensión, pero no sólo eso.

El equipo y sus corredores -que también se han adherido al MPCC de forma individual- aprovecharán para hacer una macroconcentración de tres semanas durante ese tiempo en la cual recibirán formación y realizarán un trabajo de prevención en la lucha contra el dopaje. Por si fuera poco, añadirán sistemas de control interno a los ya establecidos y homologados del ADAMS y pasaporte biológico.

Desde la UCI, sin duda, habrán recibido con agrado estas medidas del equipo, al que por otra parte no se le ha ido ningún patrocinador. Hay precedentes en los que el organismo internacional siempre ha optado por sanciones bastante escasas en comparación con los márgenes que les concedía el código disciplinario. El Funvic, por ejemplo, llegó a estar suspendido durante un mes… después de arrojar cinco positivos en 90 días. Por eso parece difícil pensar que se vaya a dar un castigo ejemplarizante precisamente al Burgos, aunque hasta que no se conozca el fallo todo son cábalas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This