Luis Ángel Maté estaba disputando la primera etapa de la Vuelta a Polonia cuando a 20 kilómetros de meta sufrió un durísimo accidente que puso fin a su participación en la prueba.

El español tuvo que ser trasladado al hospital debido a la hemorragia provocada por un golpe en la cabeza, donde le tuvieron que aplicar 50 puntos de sutura para cerrar las heridas.

Por suerte, Maté no sufrió ninguna fractura ni perdió la consciencia tras el impacto, y tiene claro que «el casco me salvó la vida». Esas fueron sus palabras en un comunicado emitido por el equipo, en el que también apuntó que «ahora sólo pienso en descansar, en recuperar y en volver a montar sobre la bicicleta lo antes posible«.

Su compañero de equipo Filippo Fortín también se vio involucrado en el accidente y fue operado de urgencia tras fracturarse cuatro costillas y sufrir un neumotórax.

La Vuelta a España tendrá lugar en unas tres semanas y su objetivo es poder llegar a tiempo para esta ansiada competición.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This