La temporada ciclista 2017 ya es historia… en España. Mientras Italia y Francia alargan sus calendario hasta octubre, en nuestro país la jornada de clausura de la Vuelta por el centro de Madrid es también el último día de competición del año. Y es hora de hacer tanto balance como propósitos de año nuevo, que normalmente suelen ser buenos. En este caso, las perspectivas que arroja nuestro ciclismo para 2018 son realmente alentadoras después de años en los que la constatación de que no desaparecía ningún equipo ni carrera se consideraba un logro.

El ciclismo español parece haber salido, por fin, de la UVI. Si nos fijamos sólo en el máximo nivel, por primera vez España se va a quedar por detrás en el ranking World Tour por países –de momento nuestro país va cuarto– después de varios años dominándolo. Pero de cara al año que viene hay importantes novedades y todas ellas son positivas para el devenir de nuestro deporte.

Euskadi-Murias y Burgos-BH

Para empezar, el año que viene vamos a pasar de un equipo en categoría Profesional Continental a tres. Sin duda, es la mejor noticia posible, aunque también va a suponer un problema sobre todo de cara a definir las invitaciones de la Vuelta a España. Euskadi-Murias ya confirmó su salto a Segunda en abril, y Burgos-BH lo ha hecho durante la recién terminada edición de la ronda española. A ellos se suma Caja Rural-Seguros RGA, la única estructura consolidada desde hace tiempo en la categoría.

sanz-aristi

Enrique Sanz y Mikel Aristi. Foto: Euskadi-Murias Team

La estructura de Jon Odriozola ha confirmado este mismo mediodía a sus dos primeros fichajes: Enrique Sanz y Mikel Aristi. Dos ciclistas rodadores y con muy buena punta de velocidad que aportan experiencia en la categoría. Sanz ha competido cinco temporadas a nivel World Tour en el Movistar Team, después pasó al Wilier Triestina y en este 2017 ha corrido para el Raleigh británico. Mientras, Aristi es más joven pero ha hecho una temporada sólida en el Delko-Marseille, victoria de etapa en la Amissa Bongo incluida. Ambos fichajes eran un paso lógico.

Burgos todavía no ha hecho movimientos oficiales, pero se producirán en breve. La idea de la directiva, eso sí, es renovar profundamente la plantilla con este cambio de nivel, por lo que más de la mitad de los integrantes del actual equipo no cuentan. De hecho, en primera instancia las renovaciones no serían más de cinco, según ha podido saber Arueda.com de los planes del equipo.

Movistar féminas y Fundaciones continentales

Y si vamos a pasar de uno a tres equipos en Segunda, al menos está confirmado que habrá uno nuevo en división Continental. Nada menos que la Fundación Contador, que con su ‘jefe’ recién retirado del ciclismo profesional da el paso para entrar en el pelotón en el último escalón. La licencia del equipo será española y habrá unos cuatro o cinco ciclistas patrios, todos ellos procedentes del Polartec sub23. Además, el nuevo equipo auspiciado por Polartec y Kometa hará el calendario español en las pruebas donde no esté el Trek-Segafredo, pues hará las veces de filial.

presentacion-maillot-movistar-team

El nuevo maillot del Movistar Team. Foto: V. M.

El otro proyecto, que todavía no se ha confirmado, es el de la Fundación Euskadi. Ahora mismo son sólo rumores tras el esperanzador desembarco de Mikel Landa. La plantilla sub23, con Cyril Barthe, López Cózar, Elosegi y Gotzon Martín, entre otros, ha tenido grandes resultados y ya ha mostrado nivel de sobra para poder estar en continentales. Falta dar el paso definitivo. Si se confirmase, volverían a ser dos estructuras en la categoría de formación. Más alguna sorpresa que pudiera salir.

No puede faltar, por supuesto, la gran noticia que se confirmó el pasado lunes para el ciclismo femenino. Movistar Team estará en las carreteras en 2018 con un proyecto que incluye a 10 ciclistas, de las cuales siete u ocho serán españolas. Lointek Team –el año que viene se llamará de otra manera- y Bizkaia Durango ven cómo aparece una nueva estructura con el auspicio de la mayor empresa del país. Este año, además, competirán entre ellos. Para el 2019, la intención de Movistar es entrar al WWT.

Mejor y… ¿más? calendario

Por lo que se refiere a las carreras, las expectativas también son positivas. Si este año ya vivimos el paso de Madrid de dos a tres días y la creación de la Setmana Valenciana de féminas como 2.2, ahora podemos estar ante el regreso de dos nuevas pruebas que se tragó la crisis económica.

De momento, la Emakumeen Bira femenina entrará a formar parte del Women World Tour. Una vieja demanda de sus organizadores que por fin se ve satisfecha. Y en el escenario masculino regresaría la Vuelta a Aragón, que desapareció en 2006 tras 40 años en liza. En principio, su organización ha solicitado cuatro días en la primavera del año que viene. Aunque no ha trascendido la categoría, lo lógico es que fuese como 2.1. La que tenía antes de perderse.

lointek-team

El C.C. Sopela seguirá, ya sin el nombre de Lointek. Foto: Lointek Team

Y el Cinturó Internacional a Mallorca, tras su fallido intento de este 2017, también habría inscrito su nombre en el calendario para el año que viene. Como ya lo hiciera este año en el que finalmente no se celebró, sería en la categoría 2.2, la única que no tiene ni un solo día de competición en nuestro país, y que sería fundamental para que los equipos continentales y sub23 españoles pudiesen cubrir calendario con carreras de nivel.

En definitiva, todo esto tiene que confirmarse todavía. El florecimiento de al menos un nuevo equipo masculino y otro femenino, y el crecimiento de Euskadi-Murias y Burgos-BH son ya una realidad. Con el calendario habrá que ser más cautelosos. Pero parece que 2018 es el año en el que el ciclismo español va a conseguir definitivamente alzar el vuelo después de una década de sangría en competiciones y estructuras.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This