El extraño desenlace del UAE Tour

El jueves 27 de febrero se cancelaron las dos últimas etapas por temor a la propagación del coronavirus. Días después cuatro equipos siguen confinados en un hotel de Abu Dabi pese a que los 167 análisis médicos que se realizaron entre corredores y staff dieron negativo. El extraño desenlace del UAE Tour y la psicosis por el COVID-19 altera el calendario ciclista y ahora mira hacia las carreras italianas.

El Cofidis, con los hermanos Jesús y José Herrada, el Groupama-FDJ, el UAE-Emirates, que dirige Joxean Fernández Matxín, y el Gazprom-Rusvelo no tienen permiso para abandonar el país emiratí. Mientras, los 16 equipos restantes, los periodistas que cubrían la carrera y algunos miembros de la organización ya emprendieron el domingo el viaje de vuelta a su lugar de origen.

“Creo que ya hemos superado los límites de la decencia, incluso aunque sea en nombre de la salud pública y del peligro de contaminación. Todos sabéis los sucesos de los últimos días, pero solo los miembros de tres equipos han sido obligados a permanecer en sus habitaciones por temor a una infección (el UAE-Emirates ha aceptado quedarse por decisión propia)”, escribió Roberto Damiani, director del Cofidis, en el medio especializado Tuttobici.

Denuncia y amenaza

Damiani avisa que el confinamiento afectará al rendimiento de los ciclistas en sus próximas carreras: “Están perdiendo todo el trabajo realizado con anterioridad”. El italiano denuncia, además, las condiciones en las que se encuentran y la pobre alimentación que reciben por parte del hotel. Y advierte que “iniciaré una huelga de hambre si en las próximas horas no se desbloquea la situación”.

Las medidas adoptadas llegaron a poner en peligro la participación del balear Albert Torres en los Mundiales de pista de Berlín. El ciclista del Movistar Team viajó a última hora desde los Emiratos hacia la capital alemana y pudo competir en la prueba de madison junto a su compañero Sebastián Mora, pero acusó la tensión y el largo viaje para terminar en décima posición, lejos de las medallas.

El extraño desenlace del UAE Tour ensombreció la propia carrera, que acabó con la victoria final de Adam Yates (Mitchelton-Scott). El británico protagonizó una auténtica exhibición en la primera subida a Jebel Hafeet, con diferencias por encima del minuto. En la repetición ganó Tadej Pogačar (UAE-Emirates), a priori era el gran favorito, pero Yates mantuvo el tipo. Pascal Ackermann (BORA-hansgrohe), Caleb Ewan (Lotto Soudal) y Sam Bennett (Deceuninck-Quick Step) se repartieron los otros tres triunfos de etapa.

Adam Yates, ganador en Jebel Hafeet y de la general. Foto: theuaetour.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.