Parecía en cierta forma una locura o una idea poca trabajada. En los tiempos actuales, en los que sí, se habla de dar espectáculo, pero también de primar la seguridad de los ciclistas, sorprendió en su momento que el Giro de Italia decidiese crear un premio para premiar a los ciclistas que bajen más rápido, con el riesgo que ello puede conllevar, más aún en una carrera como la Corsa Rosa, en la que suelen sucederse toda clase de infortunios.

Ante las críticas recibidas por esta iniciativa, muchas de las cuáles les llegaron del propio pelotón, la dirección de la Corsa Rosa emitió el siguiente comunicado, en el que quería dejar claro que «el espíritu de la iniciativa era exclusivamente crear más competitividad sin poner en riesgo la seguridad de los atletas, que sigue siendo la prioridad del Giro», reconociendo que «podría dar lugar a malentendidos y fomentar conductas y comportamientos que no están de acuerdo con el principio de garantizar la seguridad».

Tomaron nota y modificaron este premio, «dejando el cronometraje de los descensos para proporcionar un dato estadístico einformar a los aficionados del rendimiento de los ciclistas».

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This