Nino Schurter triunfó en la Cape Epic 2017 junto a su compañero Matthias Stirnemann y se presentó a la siguiente edición de 2018 con el objetivo de repetir éxitos.

Sin embargo, la fortuna no estuvo de lado de ninguno de los dos bikers, especialmente de Stirnemann. Pese a formar parte del mejor equipo (SCOTT-SRAM MTB Team), contar con los mejores técnicos y todas la facilidades posibles, nada de eso fue suficiente para prevenir la infección que acabó sufriendo el compañero de Schurter.

Obligado a retirarse, Schurter terminó la Cape Epic por su cuenta, como un “Outcast“, pero sin posibilidad alguna de revalidar el título.

Los jóvenes del SCOTT-SRAM MTB Team también acabaron retirándose, con todas las esperanzas puestas en los veteranos del equipo.

Esta es la historia de todo el infierno que tuvo que vivir el SCOTT-SRAM MTB Team durante la Cape Epic:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.