Este mantenimiento que os presentamos en este número es completo, es a fondo, por lo que su dificultad es media alta. Después de realizarlo, tendremos nuestros pedales como si fueran nuevos.

Texto: www.probike.com – Fotos: Jesús Andrés Fernández

En la vida útil de unos pedales, estos darán unos cuantos miles de vueltas. Esto significa que inevitablemente cogerán holgura con el paso del tiempo y de la suma de los kilómetros que hagamos. Si la empezamos a notar, lo más probable y casi con total seguridad es que tendremos que cambiarlos por unos pedales nuevos. Pero si desde que los adquirimos los vamos revisando y engrasando como os mostramos en este número de Solo Bici, su vida útil se verá alargada y funcionarán mucho mejor.

CON UNA LLAVE FIJA DEL 17, DESENROSCAREMOS el eje del cuerpo del pedal para poder extraerlo y acceder al interior. Hay que hacerlo con cuidado para no dañar la rosca, ya que seguramente estará muy dura.

UNA VEZ HAYAMOS DESENROSCADO EL EJE del cuerpo del pedal, lo extraeremos. Podremos observar que está formado por el eje, la tuerca que lo une al cuerpo, el rodamiento y las tuercas que lo unen todo.

LIMPIAREMOS A FONDO EL CUERPO DEL PEDAL y el eje, que tendrá restos de grasa. Con una llave fija del 7 y otra del 10, desmontaremos las tuercas del extremo del eje.

CON MUCHO CUIDADO EXTRAEREMOS EL CILINDRO. Tendremos que realizarlo con mucha precaución porque las bolas del rodamiento son muy pequeñas y es fácil perderlas. Un truco es utilizar un imán para que ninguna se nos pierda.

AHORA PROCEDEREMOS A LIMPIAR A FONDO todos los elementos sin dejarnos ninguna de las zonas que están en contacto cuando están ensamblados. Una vez lo tengamos, tocará volver a montarlos.

PRIMERO DE TODO, COLOCAREMOS EL RETÉN DE GOMA y engrasamos el eje. Después introducimos la tuerca del 17, que sirve para instalar de nuevo el eje en el cuerpo del pedal.

AHORA NOS CENTRAREMOS EN EL CILINDRO, donde van colocadas la bolas del rodamiento. Hemos de tener en cuenta que tiene un extremo acabado en forma de cono y otro es totalmente recto. Empezaremos por el lado recto. Primero pondremos una capa de grasa y, después, una a una vamos colocando las bolas

UNA VEZ ESTÁN LAS BOLAS EN SU SITIO introduciremos el eje por el cilindro, con cuidado, para que no se muevan las bolas y queden colocadas correctamente.

COLOCAREMOS LAS BOLAS DEL OTRO LADO, pero antes instalaremos la pequeña pieza cónica de plástico negro. Esta va colocada con el lado estrecho mirando hacia el exterior. Después engrasaremos la zona e iremos colocando las bolas.

COLOCAREMOS LA TUERCA DEL 10 CON EL LADO DE LA PISTA DE RODADURA HACIA ABAJO y haremos la contratuerca con la del 7 igual que al principio pero a la inversa. Aplicaremos abundante grasa

FINALMENTE, INTRODUCIREMOS DE NUEVO EL EJE EN EL CUERPO DEL PEDAL y roscaremos la tuerca del 17 a consciencia, para dejar montado de nuevo el pedal. Ahora solo quedará realizar los mismos pasos con el otro pedal.

LAS HERRAMIENTAS
1 Llave fija de 17 mm
2 Llave fija de 10 mm.
3 Llave fija de 7 mm.
4 Llave Allen de 8 mm.
5 Grasa para rodamientos.
6 Punzón
Trapos o papel para limpiar.

EL TRUCO
Los pedales deben estar limpios y con las partes móviles engrasadas. Lo ideal para hacerlo es utilizar grasa en spray. Esto garantiza el funcionamiento óptimo incluso en condiciones adversas, como barro, polvo…

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.