Estamos todavía a mediados de abril, pero el mercado de cara a 2020 ya está en movimiento desde hace semanas. Puede parecer mentira porque todavía quedan casi dos tercios de temporada por completar, pero los representantes ya trabajan y buscan acomodo para sus corredores, mientras que los equipos van echando un ojo a ver quiénes hay sin contrato… o con ganas de dejarse convencer por un alto salario.

Uno de los nombres propios de este período de fichajes es Vincenzo Nibali. El italiano ganador de la Triple Corona acaba su compromiso con Bahrain-Merida a finales de temporada -después de tres años- y podría cambiar de aires. Suena con fuerza por Italia el Trek-Segafredo como posible destino. La marca de cafés italianos que ejerce de segundo nombre comercial sueña con tenerlo en sus filas y eso viene de largo. De momento, la escuadra tiene para grandes vueltas a Richie Porte. Pero el ‘aussie’ ya cuenta 34 años, y Nibali 35. Según Cyclingnews su mánager rompió conversaciones con Bahrain-Merida por presentarle una oferta de renovación a la baja.

Otro equipo en el que varios ‘capos’ acaban contrato es Movistar Team. Tanto Nairo Quintana como Mikel Landa están en su última temporada, y el mercado ciclista se mueve como una especie de efecto dominó: si Bahrain-Merida deja ir a Nibali, ahora necesitará un hombre para las vueltas de tres semanas por lo que irá al mercado a por él. Landa y Quintana son dos candidatos -aunque el vasco ha sonado más vinculado a Astana, que ya tiene un grupo de ‘euskaldunes’ nutrido-, pero también está por ejemplo Jakob Fuglsang. El asunto aquí es que quien coja un ciclista de esas características se lo está quitando a otro.

Wout Poels, Ilnur Zakarin o Enric Mas son otros nombres importantes que también acaban su vinculación este año. Si la temporada pasada fue de cambios de sprinters -Ewan, Greipel, etc- probablemente esta sea de vueltómanos. Bora-Hansgrohe también quiere ya un hombre de tres semanas que no llegó a encontrar en Majka, y les gustaría que fuese alemán. Buchmann, por ejemplo, sería un perfil más que deseado y a sus 26 años parece haber dado un gran paso adelante este año. Sin embargo, son un equipo con buen presupuesto y pueden tener intención de buscar algo más inmediato, pues tampoco Schachmann parece que esté hecho todavía para ese tipo de carreras. Atención también al UAE Emirates, que va buscando un refuerzo ante la hipótesis de que Aru no recupere el nivel que tuvo en 2015 y 16 y goza de mucho poderío económico.

En definitiva, todo se va moviendo poco a poco, de momento sin prisa. Mirando con un ojo los resultados y con el otro la situación de diferentes corredores. Se van sucediendo también algunas renovaciones como la de Matej Mohoric (Bahrain-Merida), que significa un hueco cubierto en la plantilla. El mercado empieza a caminar hacia 2020. El primer punto de inflexión, el Giro. Allí se cierran o encaminan muchas operaciones. Veremos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This