ACIMCOVA (Asociación de Ciclistas de Montaña de la Comunitat Valenciana) e IMBA, asociaciones hermanas, comunican que tras un largo periodo de tiempo luchando por el cambio de la normativa  en los parques naturales de la Comunitat Valenciana, con el apoyo de Ayuntamientos y de todos los partidos en las Cortes valencianas, se nos dijo que si el poder político quiere el cambio de las normas se puede hacer.

También se nos recomendó participar en las Juntas Rectoras que iban a ser los foros donde debatir y solucionar los problemas del MTB en los parques naturales. Hoy podemos asegurar que ha sido un señuelo para distraernos de nuestro objetivo.

Lo creemos así porque hemos luchado contra viento y marea para poder asistir a las juntas más de año y medio y nos hemos encontrado zancadillas por doquier, todo tipo de escusas por los Presidentes de las Juntas, mal trato recibido, escaso tiempo de intervención y prejuicios contra el MTB.

Habiendo solicitado participar en todas las Juntas Rectoras de todos los parques nos incluyeron en la de la Sierra Calderona, Mariola  e Irta,  pero con intencionalidad nos han dejado fuera en la de Espadán/Font Roja.  ACIMCOVA, suele tener sus minutos de gloria en Ruegos y Preguntas, al final, cuando la prisa ya manda y todos están pensando la manera de escapar de allí lo antes posible.

Si tenemos que hacer una valoración positiva es que poco a poco se van oyendo estos temas en la juntas, entre otros colectivos, etc.

En muchos casos seguimos con la oposición y el discurso de la erosión  sin aportar estudios o pruebas que lo demuestren, les incomoda que estemos en la junta, les incomoda que intervengamos y encasillan nuestra actividad como un uso deportivo exclusivamente, con la intención de quitarnos la parte de excursión que también lo es cada día que hacemos bicicleta de montaña.

Hemos defendido y explicado que además de una actividad deportiva,  somos una actividad turística, una actividad en la que  también interpretamos la naturaleza, actividad que transmite y que tiene sensibilidad por los valores medioambientales, que nuestra actividad  genera economía que sirve para mantener el parque y a sus habitantes eso les gusta, que  las actividad ciclista  y sus eventos deportivos/competitivos caben en el parque y  contribuyen de manera notable a su sostenibilidad. Que también representamos a las personas que en grupos pequeños o de forma individual hacen excursiones con mayor o menor grado de deporte, por lo que no hay nada malo por subirse encima de una bicicleta, hemos defendido que somos turismo, que somos un colectivo montañero más, que nos mueve el contacto con la montaña y la naturaleza.

Conclusión, ahora que todo el mundo se ha dado cuenta que la bici es parte de la solución al cambio climático, los dirigentes/presidentes de los parques no consiguen quitarse los prejuicios históricos y la cerrazón que  demuestra su percepción distorsionada de nuestro colectivo, aunque tranquilos compañeros bikers, que el GR-10 tendrá sendas nuevas, variantes hechas “ex novo” y refugios, eso ya se encargarán de promoverlo ciertas empresas mercantiles en las que tiene intereses algún Presidente de Junta. ¿Se beneficiará económicamente por detrás? ¿Usará el dinero público para su beneficio particular? ¡Cuidado que todo se sabe!

Una Respuesta

  1. Javier

    A ver si de una vez por todas, las autoridades se enteran de que los ciclistas somos los primeros que amamos la naturaleza.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.