Las imágenes de este vídeo suceden en Nueva Zelanda, pero pueden tener lugar en cualquier otro lugar del mundo. En esta ocasión, como apunta su protagonista, no hay ni cocodrilos ni arañas, pero si un rebaño de ciervos que casi se lleva por delante a este grupo de bikers.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.