El Polartec-Kometa fue una de las grandes alegrías del ciclismo español de cara a este 2018. En la pasada Vuelta a España, justo antes de que la carrera echase a rodar en Nimes, Fran Contador anunciaba la creación de ese equipo vinculado al Trek-Segafredo. El ascenso a continental era ya una realidad. Después de años de estancamiento, el ciclismo español volvía a tener un crecimiento de equipos profesionales.

Y después de seis meses, el balance difícilmente puede ser mejor. Va a pasar a un corredor al conjunto WorldTour, el italiano Matteo Moschetti, que ha conseguido un buen puñado de victorias en el circuito continental con su punta de velocidad. El equipo ha logrado ganar, sus corredores han crecido y, lo más importante, se ha visto una evolución positiva en la carretera.

Pero no se quieren quedar ahí. De hecho, el propio manager del equipo, Fran Contador, ha señalado que la intención es seguir creciendo en varias fases: “La primera es asentarnos en la categoría. Sólo llevamos seis meses, acabamos de llegar. Es cierto que esta temporada ha sido muy buena, pero ahora queremos consolidarnos en el calendario. Y dentro de ese paso a paso, queremos subir en el futuro a la categoría profesional continental”, explica.

Además de pasar su primer corredor al WorldTour, el equipo también ha subido a otro de la estructura sub23 de la Fundación Contador, empezando a engrasar así un engranaje que debe adquirir naturalidad. Juan Pedro López ha conseguido subir a la plantilla continental gracias a su  buen inicio de temporada.

Ivan Basso, íntimo amigo de la familia Contador por un lado y enlace del Trek-Segafredo con los jóvenes talentos por el otro, también se ha mostrado entusiasmado con el comienzo del equipo, no sólo por las victorias de Moschetti sino también por el buen papel del luxemburgués Reis o los españoles Diego Pablo Sevilla y Juan Camacho, entre otros: “Creo que nos espera un futuro teñido de rosa, que en Italia se suele decir cuando hablamos de algo que va a ir muy bien. Tenemos potencial para hacerlo muy, muy, muy bien”.

La línea de futuro está muy clara. El equipo Polartec-Kometa ha llegado para quedarse. A día de hoy, muchos de los mejores jóvenes talentos españoles se encuentran en la estructura de la Fundación Contador, como el granadino Carlos Rodríguez que siendo junior está maravillando a media Europa. Hay madera.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.