EL SALVADOR UN VIAJE A LO DESCONOCIDO

El rally también está vivo en El Salvador

Por otro lado, el potencial para practicar rally en El Salvador es ilimitado. Existen antiguos caminos y senderos conectando todas las aldeas y pueblos, algunos de ellos en elevados plateaus , otros colgando sobre peligrosos acantilados y otros rodando suavemente entre campos y vastas planicies sin fin.
Con un poco de tiempo para explorar y planificar tus rutas, las posibilidades de conectar todos esos senderos son ilimitadas, y posiblemente podrías estar semanas rodando sin llegar a repetir un camino. Las posibilidades son muy amplias, pero evidentemente no disponíamos de ese tiempo y el viaje seguía su marcha.

Surfing: derechas perfectas y picos desiertos

En un país como El Salvador, conocido mundialmente por sus olas de derechas , las mañanas discurrían a veces complicadas ante el dilema de elegir entre la bici o la tabla de surf. Perfectas y vacías olas se nos presentaban continuamente, sin un alma a la vista con la que pelear el pico, y aunque spots tan famosos como Punta Roca o Sunzal sí que pueden estar algo más concurridos, con tan sólo caminar unos minutos, siempre encontrábamos un nuevo pico, de prácticamente la misma calidad, para nosotros solos.

El Salvador

Para los que tengan tiempo de explorar el país con la tabla de surf, haciendo un pequeño esfuerzo extra y caminando un poco más, existen increíbles spots escondidos con picos de calidad que pueden competir con los más conocidos mundialmente.

De carreras

La tienda local Probikes El Salvador organizó durante los días de nuestra visita el segundo Campeonato de DH Copa Probikes. Y un campeonato de descenso salvadoreño es algo que no te puedes perder.
La atmósfera era electrizante, acompañada por cantidades importantes de cerveza gratis y la banda sonora de Guns and Roses y Def Leppard. Nada que envidiar a las mejores carreras de DH de América, excepto por el hinchable de meta que se deshinchó por un momento a mitad de carrera y algún retraso, pero nada que desmereciera este gran evento.
Increíble era también la afluencia de espectadores de la calle, sin bicis, que abarrotaban el circuito, algo mas difícil de ver en nuestros países. Parece que la escena del DH en El Salvador goza de muy buena salud.

El Salvador

Pero lo que nosotros pensábamos que era una masa de gente importante en la carrera de DH, resultó ser sólo una fracción de la cantidad de gente que se congregó la semana siguiente para la carrera de rally. Desafortunadamente, algunos problemas intestinales y un mal cálculo horario por nuestra parte nos impidieron apuntarnos, pero pasamos muy buenos momentos en la zona técnica del circuito, donde la organización había construido una plataforma con salto obligatorio a plano, y donde algunos riders locales ciclistas se erigieron en héroes y otros cayeron estrepitosamente.
Interesante fue ver también la variedad de bicicletas presentes en el evento, desde las últimas bicis de rally de carbono hasta participantes de mucho nivel físico y técnico compitiendo con bicicletas rígidas con frenos cantilever. Fue increíble ver cómo algunos
de ellos atacaban las zonas más técnicas con bicis más viejas que algunos de nosotros. Totalmente inspirador y una lección de humildad en directo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.