Aragón es rico, y mucho, en “oro verde”, entendiendo por oro verde la riqueza forestal de la comunidad ya que más de la mitad del territorio aragonés es forestal y, de esa mitad, un millón y medio de hectáreas es de masa arbolada. Tan solo el año pasado, esa superficie generó casi 10 millones de euros y la cifra crece año a año. Aun así, en Aragón estamos muy lejos todavía de que se aproveche todo el potencial de nuestros montes y bosques. Una de las actividades deportivas y recreativas que permiten aprovechar la riqueza natural de Aragón y concretamente del pre Pirineo y Pirineo es el turismo en MTB y el senderismo.

Los datos que nos facilita el Centro MTB Zona Zero de Aínsa son espectaculares: en seis años, desde que en 2011 se certificó por IMBA los recorridos, se han generado 140.000 pernoctaciones lo que ha generado unos ingresos de 14 millones de euros en la comarca de Sobrarbe. Por cada euro de inversión pública de han ingresado 30 euros y por cada euro de inversión privada, se han recuperado 20 euros.

La riqueza que ha creado la actividad recreativa en MTB ha permitido la creación de cientos de puestos de trabajo en una comarca que se estaba despoblando desde hace años y la revitalización de la economía local con la actualización de los negocios de hostelería y atención a visitantes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.