No estaba siendo una buena temporada para el UAE Team Emirates tras el desembarco de Joxean Fernández ‘Matxin’ como manager general. Pocas victorias, menos presencia entre los más fuertes en las carreras WorldTour. En definitiva, lejos de lo que los propios directores del proyecto esperaban para esta temporada. Pero lo que son las dinámicas y las inercias.

El último ‘palo’ fue la decepción de Fabio Aru en el Giro de Italia. El sardo no estuvo en ningún momento en posición siquiera de pelear un puesto de honor. Al final se acabó bajando después de perder una minutada en una jornada importante. Al final, supuso el punto de inflexión para el equipo emiratí, que desde ese momento ha remontado el vuelo.

Especialmente esta tarde. La victoria de Diego Ulissi -como mejor sabe, rematando cuesta arriba- en el Tour de Suiza ya es un buen aldabonazo, pero en cuestión de 10 minutos llegaba otro triunfo realmente sorprendente: Simone Consonni ganaba al sprint la primera etapa del Tour de Eslovenia, y se convertía en buena lógica en el primer líder de la carrera.

Dos triunfos que se unen al que logró el pasado viernes Daniel Martin en el Dauphiné, también sacando máximo partido a su punta de velocidad combinada con su potencial como escalador. Y el pasado viernes, además, Kristoff se impuso en el GP Canton D’Argovie. El noruego ha sido, hasta ahora, el que más ha respondido con cuatro dianas.

Así que el UAE Team Emirates se sitúa ahora con siete triunfos en una posición mucho más cómoda dentro del WorldTour. En apenas seis días ha cambiado la dinámica y ahora el equipo está infinitamente más metido en carrera. El conjunto emiratí empata con esas siete dianas con AG2R La Mondiale, y deja definitivamente atrás a Katusha-Alpecin, Trek-Segafredo y Dimension Data, que quedan descolgados con sólo tres triunfos.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.