Elisabeth Brandau ha consiguido la victoria en los compases finales de la carrera, tras remontarle treinta segundos a Prendel. A las 15:30, mucha expectación. Impulso y primeros cambios de ritmo para avanzar el máximo de posiciones posible. El grupo se ha estirado en breve. En la primera vuelta, Catharine Pendrel (Canadá) ha atacado poniendo un ritmo infernal. Sus rivales no han podido seguirla, y ha hecho la primera pasada por meta con treinta segundos de diferencia respecto a un grupo de dos perseguidores (Elisabeth Brandauer -GER- y Emily Batty – CAN).

Sin embargo, en la segunda vuelta, las distancias se han visto reducidas. Y es que Elisabeth Brandauer ha dejado atrás Emily Batty, para intentar atrapar a la cabeza de carrera. La prueba estaba muy abierta. La alemana ha ido de menos a más, y a falta de poco más de dos vueltas, Brandauer ha logrado engancharse a la rueda de la canadiense.

La pugna por la victoria ha sido fratídica. En la última vuelta, tres corredoras han disputado el primer cajón del podio: Elisabeth Brandauer, Catharine Pendrel y Helen Grober, que viniendo desde atrás, ha cogido la rueda del grupo de cabeza. A falta de dos kilómetros, Brandauer ha decidido atacar por distanciarse del grupo. Ha conseguido el margen suficiente para encarar la curvas finales en primera posición y entrar en meta como ganadora de la primera prueba de la Super Cup Massi 2018, en Banyoles, marcando un tiempo de 1:25:18. Cinco segundos más tarde, han llegado Prendel y Grober, que con el esfuerzo final le ha tomado la segunda posición.

La corredora alemana confesó que no esperaba ganar la carrera ‘Estoy muy contenta, mi objetivo era estar entre las quince primeras’.

Una carrera titánica en la que no se han decidido las primeras plazas hasta los últimos metros.

Las ganadoras en otras categorías han sido:

Sub 23: Hélène Clauzel
Junior: Isaure Medde
Cadete: Sara Mendez
Masters 30: Eva Garrido
Veteranas: Margarita Fullana

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.