Pocos corredores hemos tenido tan buenos a esta edad como Carlos Canal, capaz de hacerlo bien y ganar carreras tanto en ciclocross como en mountain bike, dentro y fuera de nuestras fronteras.

Quién sabe, si progresa adecuadamente como se decía y parece, esta entrevista a Carlos Canal (2001, Xinzo de Lima, Ourense) puede valer su peso en oro en el futuro.

¿Ya puedes compaginar a tu edad los estudios y el tiempo que te pide el ciclismo?

Sí. Estamos barajando opciones, dependiendo de cómo salgan las ofertas para competir.

Eres una joya de la cantera del MTB nacional. Preséntate, por si hay quien no te conoce.

Soy Carlos Canal, de Xinzo de Limia , a 30 minutos de la escuela de Maceda (Ourense), donde empecé a los 6 años, hoy tengo 18. Comencé en bici porque me gustaba. Había oído hablar de lo bien que funcionaba la escuela. Hice mini -BTT, ciclocross y montaña. Y hasta ahora.

¿Cómo llegaste a la escuela de Maceda?

Es una muy buena escuela de ciclismo. Una de las profesoras del instituto me dijo que donde ella vivía había una escuela que funcionaba muy bien, que probase, y me animé.

¿Cómo se llamaba esta profesora?

Puri.

¿Tenías tradición familiar ciclista?

Soy el primero, tanto en aficionado como buscando ser profesional. Empecé como un pasatiempo y poco a poco.

De la escuela han salido campeones como Pablo Rodríguez o Iván Feijoo.

Los veía tanto en los medios de ciclismo como en la escuela. Cuando venía Pablo o José (Hermida) era como ver a tus ídolos. Fui aprendiendo de ellos, e intenté imitarlos.

¿Qué te gusta más de cada uno de ellos?

De Hermida, su proximidad con la gente, su forma de ser tan alegre. Sabe tratar con todos. De Pablo, su profesionalidad. Trabaja al 100 % para lograr sus objetivos. Es digno de admirar.

¿Cuándo decidiste que querías competir?

Hace dos años. Empecé el segundo año de cadete y gané todas las pruebas de la Copa de España, menos el Campeonato de España por avería. Pero lo de competir en serio, ni ahora se podría decir, hago lo que me gusta.

¿Por qué mountain bike?

Es donde más disfruto. En ningún otro sitio me lo paso mejor. No me lo tomo como una obligación o profesión, sino como un hobby.

A tus 18 años seguro que renuncias a muchas cosas que hacen los jóvenes de tu edad.

Sí, pero me recompensa lo que hago. Me gusta viajar, ver sitios nuevos, y qué mejor que pasar el día explorando lugares y divirtiéndome.

Como Van der Poel, ganas en ciclocross y MTB.

¡Uf! Tiene unas cualidades innatas y su manera de ser lo invita a ganar. Trabaja todos los días las 24 horas para ganar y se lo merece. Se habla de su genética, que lo hace fácil, pero el trabajo que hay detrás es impresionante.

Coincidiste, ¿qué te llamó más la atención?

Se nota que aprendió antes a montar en bici que a andar. La manera en que mueve la bici es impresionante, como si fuera parte de él, y su potencia física. Esto en ciclocross, en montaña ha dado un salto de calidad enorme. Antes no lo veía tan seguro en las bajadas. Ha cogido el chip ganador y dará mucha guerra a Nino.

Y tú, ¿dónde destacas más?

Lo que mejor hago es salir, marcar un ritmo e intentar soltar al resto. Me gusta meter un ritmo alto. No soy muy explosivo. Me gustan las subidas largas y tendidas para abrir gas.

¿Cómo lo haces para entrenar?

Tengo un preparador (Mario). Valoro mucho su opinión. Me guía mucho y me da pautas para estar a tope en los momentos importantes. No se puede estar al 100% todo el año. Hacemos un gran equipo y estamos trabajando para dar el salto a Sub-23 en 2020. Por Ourense tenemos una muy buena zona en la que casi no hay tráfico, con poca población y puertos de más de 20 minutos, que para hacer series van muy bien. Que haya pocos coches da tranquilidad.

¿Qué entrenas más, carretera o montaña?

Carretera, por el tema de las alergias.

¿Qué consejos tienes siempre en mente?

Xulio Conde (alma de la escuela de ciclismo) me dice que en carrera vaya con cabeza. Soy de ir a tope, darlo todo, y a veces me hace falta calma. Hay que aprender a ser más frío.

¿Cuántas bicis tienes?

Ocho o nueve, de ciclocross, carretera y montaña. Usamos las tres BH, dos de montaña y de carretera. Las de ciclocross son para divertirme.

¿Con cuál te quedas para competir en MTB?

En casi todos los circuitos llevo la doble, aunque soy muy aficionado a las rígidas porque me gusta subir rápido y valoro su peso. Se agradece que esté por debajo de los 9 kilos.

¿Dónde te ves con más margen de mejora?

En las zonas técnicas. Cuando compites, ves que tienes que apretar más para tener más confianza. Hemos trabajado para rendir más en las bajadas. Con técnica y sabiendo bajar rápido puedes ganar unos segundos cruciales.

Sabes que son muchos los ojos que hay puestos en ti. ¿Notas la presión?

Escuchas que vas bien, que tienes que hacer tal resultado en el Mundial. Esa presión existe, pero intento apartarme.

Y ¿qué dicen tus padres?

Me apoyan, que disfrute y que estudie. En el ciclismo puedes llegar a lo más alto, lesionarte y quedarte sin nada. Los estudios siempre los tendrás, aunque te rompas una pierna.

Pareces un chaval muy centrado.

Hay que tener claro lo que quieres. He visto quien estaba arriba y por no hacer las cosas bien y querer resultados rápido se ha quemado. Quiero tener un comodín. No apostar todo al ciclismo, pero voy a intentar ser ciclista.

¿Siempre ciclismo, otros deportes?

Empecé en el fútbol, pero era tan malo que no valía la pena. Jugaba de portero, pero vi que no era lo mío y empecé a ir en bici, yendo al monte como cualquier otro niño. A los siete años empecé en la escuela. Siempre quería ganar.

Estamos a mitad de temporada, ¿objetivos?

Vamos terceros en el ranking y tenemos asegurada la primera fila en Europa y en el Mundial. Quiero hacerlo bien en ambas. Son carreras que marcan la diferencia para entrar en Sub-23.

¿Te ves ganando una de las dos?

Soñar es gratis. Trabajaremos para lograrlo. Tengo claro que saldré a darlo todo y a hacerlo lo mejor posible. No me pongo límites.

Si no salen las cosas, ¿eres buen encajador?

Aprendes a saber tomarte las cosas. No soy de los que lo pagan tirando la bici o echando broncas. Si no me sale, a entrenar mejor.

 

Con 18 años, ¿con quién viajas por el mundo?

En España voy con mi padre a todas las carreras, fuera, por temas de saber moverse y por lo que sabe, voy con Xulio. Me da tranquilidad.

Pide un deseo.

Gran pregunta. Aprobar la selectividad.

Decías que esperas ofertas, pero como estructura satélite del BH Templos Café creo que tienes una buena proyección, ¿no?

Lo normal sería que la próxima temporada me subieran, para eso trabajo, pero no es seguro.

¿Qué tal con Carlos Coloma?

Es de los que más he aprendido, de su manera de ser y su cercanía a las personas. Muchas veces, corremos y nos olvidamos de los aficionados. Él acaba de correr y, en vez de ir a la caravana, está media hora con los aficionados.

¿Te imaginas calcar su trayectoria?

¡Ojalá! Tenemos un nivel altísimo. Es difícil llegar, pero espero estar con ellos en breve.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This