Entrevista a Carlos Martín sobre su pasión por las e-bikes

Carlos Martín es empresario y tiene 63 años. Cuenta con el típico perfil de un e-biker: alguien que ha hecho deporte durante muchos años (esquí, enduro en moto…) a lo largo de su vida.

Pero ahora, gracias a la e-bike, puede seguir disfrutando del deporte como el primer día. Charlamos un rato con él para conocer su opinión respecto a estas bicis.

¿Cuéntanos un poco tu historia como ciclista?

Siempre me ha gustado hacer bici, aunque no montaba tanto como ahora. Todo viene un poco a raíz de un accidente que sufrió mi mujer hace ahora cinco años. Esquiábamos mucho y, debido a su lesión, dejamos de ir a esquiar prácticamente cada fin de semana. Debido a eso, desenterré mi Monty antigua y empecé a darle a los pedales. Al principio iba solo, pero empecé a convencer a mis amigos de que se comprasen una, así empezamos a tener una buena grupeta.

¿De bicis convencionales?

Inicialmente, sí. Al cabo de un par de años, hubo uno que se compró una e-bike, la primera de nuestro grupo. Aquel fue el punto clave. Con el paso de los meses, todos íbamos pasándonos a las eléctricas hasta el punto que ahora mismo todos vamos con e-bikes. Y lo mejor de todo es que, con la ventaja que ofrecen las e-bikes, mi mujer ya hace un par de años que tiene una y podemos volver a disfrutar del deporte juntos.

¡Qué bien! ¡Nos alegramos!

Pues la verdad es que sí. Es una maravilla poder compartir lo que hemos hecho toda la vida, aunque sea con otro tipo de deporte. No hay nada mejor que compartir este tipo de experiencias con tu mujer. Y así lo hacemos a menudo. A veces salimos todos con nuestras parejas, otras veces solos e intentamos ir más fuertes, por sitios más técnicos… Cuando has hecho enduro en moto, ya sabes que los piques bajando…

Y siempre, haciendo deporte.

Sin duda, es la ventaja que te ofrece una e-bike. Yo siempre voy apretado, sintiendo que hago esfuerzo y controlándome las pulsaciones. Para mí es una facilidad de cara a pedalear, porque tú puedes escoger en cada momento qué punto de sufrimiento tienes. Y además, puedes ir con todo tipo de gente, aunque estén más fuertes, que con una bici convencional no puedes.

¿Lo mejor que te ha dado la e-bike?

Para mí lo más importante es el revulsivo que ha supuesto en la vida de mi mujer y mía. Compartir esto con la pareja es lo máximo. La razón de ver que mi mujer lo vuelve a pasar bien haciendo deporte está por encima del disfrute y de todo. Es lo que más me aporta, sin duda. Con los amigos lógicamente también, pero salir con mi mujer me hace estar feliz.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.