Dicen que las mejores conversaciones se hacen durante el café después de la cena… Doug Lafavor, Product Manager de Kona, y Jimbo Holmstrom, Golie de la marca canadiense, tienen muy claro qué es lo que se cocina en esta industria… 

[SB] Doug, Jim, ¿cómo es la Kona de hoy comparada con la Kona de los años 90?

[JIM] Creo que Kona siempre ha estado ahí. En cierto modo hemos ido nadando en contra de la corriente, en vez de a favor. Hemos estado en primera línea en cuanto a la parte más artística de las bicis, mientras que hemos visto cómo el resto de las marcas se han convertido en mucho más competitivas que entonces. Como tu decías, era una de las marcas más importantes de los 90; si miramos al consumidor, si miramos las cifras y lo que estamos haciendo, estamos ahí todavía. ¿Que opinas Doug?.

[DOUG] Si miras Kona en los 90, en comparación con la cantidad de marcas que hay hoy en día, en los 90 estábamos desorientados en cierto modo, nos enfocamos en el cross country, también en el freeride, pero como marca, al ir creciendo, siempre nos hemos guiado sobre nuestras propias necesidades. No somos una compañía que miramos lo que hace el resto y queramos cambiar lo que tenemos, somos una compañía que, como tenemos hijos, queremos bicis Kona para nuestros hijos, y como montamos en carretera, queremos nuestras propias bicis de carretera.

[JIM] Sí, además están los equipos. Los riders nos piden bicis determinadas y los escuchamos. El equilibrio y la estabilidad de una compañía se basa en mantener el núcleo, la identidad. Podemos vender más bicis si quisiéramos, pero creemos que la clave está en vender las bicis que nos gusta hacer y mantener nuestra filosofía. Es una de las razones por las que decidimos venir a España; creemos que la identidad y filosofía de Kona no está del todo entendida por los nuevos jóvenes que montan en bici. Por eso Doug y yo queríamos estar aquí, para decir que esa marca que tenía tanta repercusión en los 90 sigue a tope.

[DOUG]. Sin duda los jóvenes ven que hoy en día hay multitud de marcas en el mercado, hay marcas como algunas alemanas muy aceptadas por los usuarios, y en cierto modo si no estás al día del mercado, estás un poco perdido. Además, las marcas grandes con un enorme trabajo mediático y de marketing copan el mercado y tratan de mantener ese estatus cueste lo que cueste, a diferencia de nosotros, que volamos un poco por debajo del radar, pero estamos ahí… Claro que estaría genial vender 10 veces más, pero no a cualquier precio. Somos relativamente una empresa pequeña, somos un grupo de gente muy apasionados por este deporte y podemos cambiar las cosas en un tiempo relativamente rápido.

[JIM] Es nuestra herencia… Cuando otras empresas invierten mucho tiempo y dinero en investigación y desarrollo, nosotros llevamos otro ritmo. Te pongo un ejemplo. Cuando salió el carbono, nosotros pensamos que todavía era pronto para aplicar carbono en nuestras bicis con totales garantías, no queríamos que la gente tuviera caídas, roturas de cuadros, por eso tomamos la decisión de trabajar con el Scandium. Nos encontrábamos más cómodos trabajando ese material, podíamos ir más lejos en desarrollo, y logramos nuestro pequeño nicho con dicho material. Ahora que el carbono está tan desarrollado, vemos que es el momento en el que Kona puede trabajarlo sin problema, con garantías.

[DOUG] Siempre hemos sido muy precavidos; con diseño, con materiales, con sistemas de suspensión… Afrontémoslo, las bicis pueden ser peligrosas y queremos estar muy seguros de que nuestros productos cumplen nuestras expectativas y las de los usuarios. No podemos ni queremos permitirnos que nuestras bicis fallen y el cliente pierda la confianza. Con el paso de los años, siempre hemos querido hacer las bicis para las que el mercado está preparado.

 

[SB] Vemos que muchas de las principales compañías focalizan en tecnología y evolución de producto, pero en cierto modo olvidan que el mountain bike es un estilo de vida, es una pasión. ¿Hacen lo correcto porque esto es al fin y al cabo un negocio, o están olvidando las raíces?

[JIM] Pueden hacer lo que quieran… (risas). Respeto a todos y cada uno en la industria, que hagan lo que crean correcto y cada uno tiene una filosofía diferente, pero me gustaría decir que a nosotros nos gusta construir el negocio junto con nuestros distribuidores y tiendas.

[DOUG] Es una pregunta interesante.  Últimamente vemos que el consumidor es el ganador. Si comparamos ahora lo que compras por 1.000 euros, comparado con lo que comprabas hace 10 años, la diferencia es enorme. Además, tienes que pensar que el mountain bike nació como un deporte para estar en contacto con la naturaleza, relajarse, olvidarse de los problemas, y ahora con tanta tecnología en nuestros manillares, nos olvidamos de lo básico.

 

[SB] De hecho, ayer, montando con la Satori me divertí mucho, pero sólo pensaba en la tija telescópica, el CTD de la horquilla, del amortiguador, etc… Un rato más tarde cogí la Explosif y me dediqué a pedalear y a disfrutar, nada más que eso, disfrutar de la bici.

[JIM] A mí me pasa lo mismo, me alegra que lo comentes. Yo ayer cogí la Honzo y fui tan feliz mientras montaba…

[DOUG] Fijaos incluso en sitios como Reino Unido, donde gente muy reputada del sector que lleva muchos años montando en bici va un paso más allá y monta con singlespeed. Tienes razón, hay bicis que tienen tantos malditos botones y palancas, que al final parece que necesitas una carrera universitaria para ir en bici… (risas). GPS, computador, iPhone y encima no paran de quejarse de la velocidad media, los vatios, la distancia… ¿No ven que esto se trata de experiencias?, vivir la bici y disfrutar de ella, nada más… Si miras la gama 2013, tenemos muchas bicis que muestran esa simpleza de uso. De hecho, modelos como el Unit, tan sencillo, sin horquilla, con singlespeed, se vende increíblemente bien en USA, y eso es toda una declaración de intereses por parte de los clientes.

 

[SB] ¿Qué hacemos entonces con las tres medidas que tenemos peleando entre sí?

[JIM] Adelante, Doug… (risas).

[DOUG] Pues sí… La gran pregunta. Llevamos hablando de ello todos estos días, la verdad. Podemos teorizar sobre qué va a pasar con estas tres medidas, pero la realidad es que ahora que las tres conviven a la vez, yo creo que ninguna de ellas va a desaparecer. Cada una de ellas tiene sus virtudes y sus defectos, pero hay tantos tipos de corredores, de gente que llevamos usando la mountain bike tanto tiempo, que no habrá problema para que coexistan mucho tiempo. Y lo creas o no, van a llegar más medidas, estoy seguro.

[JIM] Es como las bicis de nieve o Fat Tires, que cada vez tienen más adeptos en determinadas zonas.

[DOUG] Así es, igual que hemos llegado a las 29er, va a haber medidas más grandes.

[JIM] Pero te diremos lo que nosotros pensamos hoy en día. La bici es algo individual, es una cosa que está por encima de las medidas, está a disposición de cada uno de nosotros para divertirnos, para relajarnos, con lo que, cuando nosotros diseñamos una bici, pensamos en eso, no sólo en medidas. Nosotros creemos que el consumidor será el que guíe estas medidas, no sería justo que nosotros marcáramos el camino.

[DOUG] En USA vemos mucha reticencia a las 26 pulgadas, pero hay mucha gente para la que, por medida y tamaño corporal, es la bici ideal. Nosotros no vamos a guiar al mercado, nosotros vamos a proporcionar las herramientas para que la gente pueda elegir. Además cada mercado es diferente y éste es uno de los motivos por los que Jim y yo hacemos estos tours. Es una forma de ver de primera mano cómo se mueve y qué necesita cada mercado.

 

[SB] El problema es que hay marcas que focalizan en una dirección o medida, la defienden a muerte y si en dos años la cosa cambia o se equivocan, cierran la carpeta y abren otra, sin problema.

[DOUG] Claro, ése es el tema. Pero, mira, ayer tú probaste tres tipos de medidas y plataformas diferentes y cada una tiene su personalidad y funciona sin problema. Eso es. Y si no, mira las de 36 pulgadas…

[JIM] No me lo creo… (risas, y vemos un vídeo de estas bicis en Internet).

[JIM] Increíble… (más risas).

 

[SB] Estamos terminando. ¿Cómo conseguís que cualquier tipo de Kona siga manteniendo esa identidad y geometría tan de Kona?

[DOUG] Supongo que el motivo principal es porque los mismos que hacíamos las bicis antes, somos las que las hacemos ahora. Siempre retocamos poco a poco nuestros modelos, medio grado más o menos, 3 mm más o menos… Son pequeños ajustes que van formando una identidad en cada modelo.

[JIM] Como decía Doug antes, nosotros construimos una bici por las sensaciones, no por los números de la geometría…

 

[SB] Por último, a todos aquellos que no crecieron con Kona, como hicimos los de nuestra generación, y no saben demasiado sobre la marca, ¿qué les puedes decir para que entiendan qué es Kona comparada con el resto?

[JIM] Muy fácil. Que cojan una y salgan a pedalear.

[DOUG] Ése es un buen consejo… Qué tal si acabamos el café y salimos a montar… (risas).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.