Entrevista a Hermida acerca de la Catalunya Bike Race 2020

Ya van tres años de la Catalunya Bike Race, justo los mismos desde que José Antonio Hermida se retiró de la primera línea del XC internacional.

Tres años en los que el de Puigcerdà ha pasado a formar parte activa de la organización de esta prueba. ya concluida la tercera edición, la de 2019, Hermida nos cuenta más sobre su implicación en la CBR y cuál ha sido su balance personal.

¿Cual es tu rol exacto dentro de la Catalunya Bike Race?

En primer lugar, desempeño tareas de embajador, ayudando a promocionar la prueba. En segundo y aprovechando además que desde sus inicios la CBR se disputa en la Cerdaña, el valle en el que vivo, me encargo personalmente del desarrollo de los recorridos, generando los tracks y diseñando íntegramente las etapas. Todo en coordinación con Octagon, la empresa organizadora de la Catalunya y que tiene una amplia experiencia en pruebas de ciclismo.

¿Cuál es tu balance de esta edición?

Aunque todavía deben pasar unos días para acabar de asimilarlo todo, la verdad es que la sensación y mi balance es muy positivo. El feedback que hemos recibido de la mayoría de los corredores ha sido muy satisfactorio en cuanto a los recorridos, los accesos, su variedad, pero también las ubicaciones o los horarios. Es cierto que el clima también nos ha ayudado en los cuatro días de carrera, con un tiempo espectacular gracias al cual todo ha sido más fácil. No podemos obviar que ha habido un pequeño descenso de la participación respecto a la edición de 2018, pero estamos convencidos de que se debe al aumento de 3 a 4 días de competición que decidimos implementar en este 2019 para mantener la categoría UCI de la prueba.

¿Qué valoración haces del fenómeno de las pruebas por etapas?

Estas pruebas son el resultado de la tremenda evolución que ha sufrido el MTB en los últimos años. En mis inicios como corredor todo era muy diferente. Solo existía el MTB, luego se diferenció el XC del XCM y luego las pruebas por etapas. Este tipo de pruebas, a mi entender, no solo se ciñen al aspecto competitivo. Es evidente que siempre vienen corredores profesionales que las quieren ganar, pero para la mayoría es una manera de competir consigo mismos. Son pruebas muy divertidas, algo más relajadas que las competiciones de alto nivel de XC que yo conocí, por ejemplo. Además, son una manera fantástica de viajar y conocer el entorno en el que se compite. En ellas se puede compatibilizar el aspecto familiar, que puede acompañar y seguir al corredor.

¿Crees que estas pruebas deben estar abiertas a todo tipo de bikers o que deberían haber clasificatorias previas y algún tipo de filtro?

En absoluto. Las pruebas por etapas deben estar abiertas a todos, desde mi punto de vista. Otra cosa es la alta competición en XC, donde el nivel técnico ha aumentado mucho en los últimos tiempos y donde se requiere de un gran nivel solo para participar.

¿Nos puedes dar algún adelanto de la edición 2020?

Todavía es muy temprano, estos días. De todos modos, ya tengo ideas interesantes para el recorrido, que es la parte que más directamente me toca, de cara al próximo año. Lo que sí puedo avanzar es que mejoraremos la prueba. Pues el afán de mejora siempre está presente cuando planificamos una próxima edición, así que de una manera u otra estoy convencido de que haremos una CBR superior a la de este año.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.