Entrevista a Jaume Serra: "Con la e-bike puedes cansarte lo que quieras"

Desde los 16 años, Jaume Serra ha estado vinculado a las dos ruedas, ya sea con las motocicletas o con las bicicletas.

Desde hace menos de un año, se ha convertido también en e-biker y sigue disfrutando de las ruedas «pequeñas», más que nunca.

¿Cuéntanos tu relación con las dos ruedas?

Empecé con las motos cuando tenía unos 16 años. Desde entonces, y tengo 57, siempre he hecho moto, ya sea de trial o de enduro. Como a mí lo que me gusta es la montaña, a principios de los noventa, cuando llegaron aquí las mountain bikes, me compré la primera. Una Diamondback Apex de las primeras que hubo.

¿Y desde entonces has hecho bici?

Sí. Combinaba la moto con la bici, como sigo haciendo ahora. Con el paso del tiempo fui cambiando mi bici. Tuve un par de Canyon y todavía no hace un año que me compré una e-bike.

¿Y por qué esa decisión?

Pues la verdad es que al combinar la bici con la moto, llegaba un punto que cada vez me costaba más salir a buen ritmo. La bici es exigente y o estás en buena forma o sufres mucho en las subidas fuertes. Al aparecer las e-bikes, la decisión fue fácil. Me gustan las bicis también y pedalear se disfruta mucho. Con la e-bike puedes cansarte lo que quieras, pero puedes ir donde te apetezca sin problemas. Tenemos un motorhome en Puigcerdà y ahora estoy haciendo rutas que con una bici convencional sería imposible.

¿Han vuelto las ganas de ir en bici entonces?

Sin duda. Antes me costaba más por lo que te digo. Al no coger solo la bici, cuando lo hacía sufría demasiado y se me pasaban las ganas. Prefería coger alguna moto. Ahora le tengo más ganas que nunca. Es un goce.

Y con la gente que montas, ¿también van en e-bike?

La gran mayoría, sí, nos hemos pasado a las e-bikes. Además, hay amigos que habían dejado de salir porque no podían seguir al resto del grupo por no estar en tan buena forma. Ahora salimos con bikers que están más fuertes y con las e-bikes vamos a su ritmo sin problemas.

Y eres parte del Moto Club Sant Andreu de la Barca, que no paráis con las bicis, ¿verdad?

Pues sí. Desde el principio del moto club, empezamos con motos pero enseguida nos liamos con organización de pruebas para bicis. El Descenso de Sant Andreu de la Barca es nuestra prueba más fuerte, pero hacemos más cosas. Y más que vendrán, y quizás para e-bike… tiempo al tiempo…

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.