Tras ocho años al frente del proyecto de Zona Zero, Jorge Ruiz, a sus 38 años, ha decidido echarse a un lado y dejar que su lugar sea ocupado por otra persona.

Seguirá involucrado en el proyecto, pero se volcará más en su familia, en su tienda de alimentación y en la gestión de sus apartamentos turísticos. Nadie como él para valorar el desarrollo de la cita de las EWS en Aínsa, Sobrarbe, en Huesca.

¿Qué diferencias internas ha habido entre la primera EWS en 2015 y esta?

Principalmente una, y es que ahora ha habido más gente involucrada. Entonces, por ejemplo, yo también estaba al frente de la prensa y de la zona expo, y este año ya no me he ocupado de ello. En 2015 estuvimos tres personas al cargo de todo, este eran seis o siete y cada uno tenía su parcela.

Porque el evento no ha dejado de crecer.

Exacto. El impacto en las redes sociales ha sido mucho más alto y la afluencia de público ha sido brutal. Calculamos unas 12.000 personas. Los responsables de las EWS tienen ciertos parámetros para el correcto desarrollo de las pruebas y nosotros miramos de cumplirlos.

¿Por ejemplo?

La primera e importante, que menos es más. No hay que volverse loco con querer hacer la carrera más dura del mundo. Los enlaces tienen que ser holgados. Hay que pensar en los primeros, pero también en los últimos. También es importante saber dónde, cuándo y cómo van a acceder los periodistas a las zonas. Y también es clave gestionar el público. Hay que dar facilidades a los espectadores.

Tras dos ediciones, ¿todavía queda mucho por ver de la magia de las rutas de Zona Zero?

¡Claro! Estos dos años el paddock ha estado centrado en Aínsa y la carrera ubicada bastante cerca de las poblaciones más próximas a Zona Zero. Nos queda más del 80 % por recorrer.

¿Pensáis ya en una tercera edición?

Ellos quieren volver y nosotros queremos que vuelvan, pero necesitamos un par de años de descanso. Los tiempos los tienen que poner los voluntarios. Tenemos más de 200 y encontrarlos en una comarca como el Sobrarbe con menos de 7.000 habitantes no es fácil.

¿Han repetido muchos de los voluntarios de la primera escala de las EWS en Zona Zero?

De los 200 repartieron un 60-70 %. Les gusta lo que hacen, y eso que trabajan de 10 a 12 horas al día. Es una paliza y su papel es clave.

¿Tenéis calculado el impacto, regresan a Zona Zero los corredores?

Es imposible controlar cuántos pueden repetir. Sí te puedo decir que este año el evento ha generado un millón de euros y más de diez mil pernoctaciones toda la semana. Y en la web, para que te hagas una idea, en 2015, el 95 % de usuarios que entraban eran de España y ahora ha bajado a un 75 % porque ha crecido el tráfico internacional. El impacto fuera de nuestras fronteras es muy grande. Y en la aplicación llevamos más de 6.000 descargas desde mediados de junio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This