Entrevista a José Antonio Hermida acerca del ciclocross

A raíz de la prueba que preparamos sobre la Merida Mission CX 5000, tuvimos la oportunidad de charlar con José Antonio Hermida.

El actual embajador de Merida nos dio más detalles acerca de la Mission CX, pero también nos habló sobre el ciclocross en general. Esto es lo que nos pudo contar…

Actualmente, ya retirado del XCO profesional, ¿sigues empleando la bici de CX para tus salidas?

Sí, claramente, y más cuando empezamos este período de otoño en el que se presta hacer CX por pistas y combinado con asfalto. También favorece que ahora ya no tengo planes de entreno estrictos, con vatios, series… por lo que la CX me sirve para combinar asfalto con tierra.

¿Qué te aporta a diferencia de las MTB, carretera o e-bike?

Es otro rodar, te quedas con la velocidad de la bici de ruta y la libertad del MTB, sobre todo si tienes pistas cercanas, aunque hoy en día con las nuevas medidas de neumáticos, tienes acceso con la CX a gran parte de pistas y senderos que harías con la MTB.

¿Cómo valoras la evolución que ha experimentado la nueva Mission CX?

Muy positiva. Se ha convertido en una bici muy polivalente, una bici con certificado UCI para competir en CX , pero que emplea gran parte del confort y geometría de la Merida Scultura de carretera, por lo que en cierta manera la Mission CX de Merida es 2 en 1… ligera, discos, paso de rueda suficiente, diseño… El cuadro en sí, las formas, no ha sufrido grande cambios respecto a la CX predecesora.

La Mission cuenta con la certificación UCI para ser utilizada en competiciones profesionales. Sin embargo, podemos usarla mucho más que exclusivamente para la competición…

Cierto, como bien comentaba, es muy polivalente, por lo que puede hacer la función de bicicleta de ruta con sus “limitaciones” de desarrollo, claro. Digo limitaciones entre comillas, puesto que el desarrollo de CX nos permite rodar entre 50-55 km/h, algo que no muchos de nosotros podemos o necesitamos… (risas)

Cómo ha mejorado el CX con la llegada de los discos hidráulicos…

En seguridad, confort, simplicidad… La evolución hacia discos es totalmente natural, al igual que lo hizo el MTB y que se está ahora realizando para ruta por carretera. Claramente los discos no son una tendencia como pueden ser los colores, es una evolución a mejor en nuestra seguridad, puesto que ofrecen estabilidad de la frenada frente a cualquier tipo de terreno o climatología. Al mismo tiempo que usuarios por encima de los 70 kg han visto cómo la frenada y la distancia de parada de la bicicleta ha mejorado muchísimo respecto a cantibrakes…

¿A qué tipo de usuarios crees que puede encajar (la Mission)?

Claramente, los primeros son los corredores de CX, puesto que es una bici con certificado y enfoque CX puro, pero con los pequeños toques que hemos comentado, tranquilamente puede ser la primera bici de ruta/gravel/CX de cualquier usuario.

¿La línea que separa el gravel del ciclocross es tan estrecha como parece?

Totalmente, en realidad en Europa lo que hacemos el 95% de usuarios es CX (aun no compitiendo). El gravel tiene un enfoque y filosofía mas de viajar y alforjas, por lo que en España, con nuestras salidas de 2-3 horas, en realidad estamos haciendo más CX. Pero cierto es que aun sin realizar viajes con alforjas, nuestra bici de gravel, la Silex de Merida, ejecuta las mismas funciones que nuestra Mission, pero claro está que no es una bici para altas velocidades o competir, puesto que su virtudes son mas de confort, estabilidad, montaje de bolsas/alforjas…

Para los que entienden el CX en clave competición, qué beneficios puede reportar como complemento al MTB.

En ciclocross se realiza un trabajo muy de cardio, técnica también, pero por la fisonomía de los circuitos, en los que el 90% del tiempo hay que pedalear a altas pulsaciones y mucha aceleración al salir de curva, el trabajo es muy intenso durante 1 hora, que en MTB también se hace, pero con menos velocidad punta.

¿Veremos en el futuro una Mission CX eléctrica?

¡Está de camino, sí! Y tiene mucho más sentido que la e-bike de ruta en cierta manera, ya que con la CX al final acabas haciendo pistas de montaña con un rodar inestable, por lo que una e-bike CX tiene mucho sentido. Claro está que no sería el caso de usarla para competir.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.