Tiene 39 años y la ilusión de una juvenil. Hemos charlado con Rocío Gamonal que es Campeona de España y del Mundo, y sigue amando el ciclismo y el MTB pese a que cada vez se hace más duro competir.

¿Satisfecha hasta ahora?

El balance es muy bueno. Me han salido los objetivos. Corrí el Mundial en Máster porque me hacía ilusión.

¿Títulos de España?

Los he contado, 15.

¿Sumarás más?

No sé. He pasado la barrera de los 13 que me jorobaban. Ahora, como todos los años, acabo quemada y cansada. El año se hace largo. No soy profesional y tengo que sacar tiempo de donde puedo.

Ya tienes 39 primaveras.

Y la motivación no es la misma que con 23. Noto que ya no aguanto los esfuerzos como antes. Me cuesta más recuperarme y no tengo la chispa de salida. Antes salía como una moto. Ahora hasta la segunda vuelta no corro. Para los maratones estoy de puta madre, pero a mí lo que me gusta es el rally. En cuanto una carrera pasa de las tres horas, me agobio.

¿Qué te queda este año?

Prácticamente nada. Me marqué las fechas para que me cuadraran, para tener agosto libre, y me gustaría hacer un viaje por los Pirineos en plan cicloturista.

Este año has ido al Mundial.

Por eso me saque la licencia máster, como el año pasado gané élite y no me ofrecieron ir con la selección, este año me dije: voy por mi cuenta, me lo pago yo y no doy explicaciones a nadie.

¿Qué presupuesto tienes para la temporada?

Una miseria, unos 2.300 euros.

¿Satisfecha con todo si echas la vista atrás?

Sí. Lógicamente podríamos estar mucho mejor, cobrando un sueldo de la bici o que no me costase dinero, pero como llevo tantos años así y veo que no va a mejorar y que estoy al final de mi carrera deportiva, me he adaptado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.