Entrevista Scott sobre el COVID-19: "Nuestro crecimiento es superior"
PUBLICIDAD

Didac Sabaté: «Nuestro crecimiento es superior al de otros años»

Scott ha sido una de las muchas marcas impactadas por el COVID-19, llegando a trastocar sus planes y manera de hacer las cosas.

Debido al incremento en la demanda y las dificultades para suministrar a todos los clientes, las listas de espera son más largas que nunca y las marcas se han tenido que adaptar como han podido.

Hemos hablado con Didac Sabaté, responsable de marketing y comunicación de Scott, para preguntar acerca del COVID-19: cómo les ha afectado y cómo lo están afrontando.

¿Cómo habéis cerrado el año 2020 en cuanto a ventas en comparativa con otros?

La situación generada por el COVID-19, en el caso de Scott está teniendo una implicación más directa en la temporada 2021. Hay que tener en cuenta que nosotros iniciamos la temporada MY21 en agosto 2020, e incluso este año adelantamos la entrega de producto de la nueva colección, con el objetivo de poder cubrir el desabastecimiento que estaban sufriendo los puntos de venta tras el efecto postconfinamiento. Todo y que en estos momentos nuestro crecimiento es de dos dígitos, con un porcentaje superior al de otros años a fecha, la cifra de cierre en julio de 2021 vendrá determinada por el suministro. Así que, en estos momentos, no debemos obsesionarnos con la cifra, sino con trabajar en llevar a cabo una buena gestión.

¿Qué segmentos o franjas de precios han crecido más en ventas en 2020?

Los segmentos que están mostrando un mayor crecimiento son el eléctrico, en general, y nuestros modelos de primer precio y precio medio, tanto de montaña como de carretera. Estos son segmentos y franjas de precios muy condicionados a la entrada de nuevos usuarios.

¿A partir de cuándo o de qué mes comenzasteis a tener problemas de stock?

El primer indicador de un más que probable problema de stock lo tuvimos con las programaciones de nuestros puntos de venta, muy por encima de otros años. Esto no estaba ocurriendo únicamente en el mercado de Scott, sino que se trataba de un fenómeno a nivel global. Desde la central ya nos informaron de que, tanto Scott como nuestros principales proveedores no iban a ser capaces de dar respuesta a esta gran demanda del mercado, y enseguida ya nos pusimos a trabajar para intentar dar una solución a esta situación. Lo positivo de formar parte de una marca como Scott es que nuestra posición de liderazgo en el mercado nos permite llevar a cabo una mejor gestión de estas situaciones de falta de abastecimiento y tan complejas.

¿De qué manera está trabajando Scott para revertir o atenuar un poco esta falta de disponibilidad generalizada?

Hacer una muy buena gestión de la información, sobre todo la que hace referencia al «sell out», con el objetivo de poder ser proactivos e intentar así avanzarnos a los acontecimientos. Obviamente, en un contexto tan cambiante como el actual, esta no es una tarea fácil y requiere de mucha cintura y flexibilidad, pero siempre manteniendo un rumbo claro. Quiero aprovechar, para destacar el gran trabajo y gestión de nuestro equipo comercial que, nos están constantemente facilitando esta información tan útil y necesaria a la hora de tomar decisiones estratégicas.

¿Cuál es la previsión para 2021? ¿Hay horizonte para volver a una situación de disponibilidad normalizada?

Quiero pensar que sí, pero dudo mucho que sea a corto plazo. Volver a encontrar el punto de equilibrio entre demanda y oferta no va a ser cuestión de días. El plazo de entrega que nos están dando a día de hoy algunos proveedores ya es para el 2022. Igualmente, todos estamos trabajando para poder llegar lo antes posible a una situación de disponibilidad «normalizada».

Desde vuestro punto de vista, ¿esta situación hará que en el futuro cambien las formas de producir, distribuir y vender bicicletas y componentes de ciclismo?

Soy de los que piensa que de todo se aprende y que, efectivamente, los grandes fabricantes y marcas de este sector llevaremos a cabo un trabajo de análisis e intentaremos trabajar en adaptarnos a los nuevos tiempos y situaciones. Al final hay que tener muy claro una cosa: somos las marcas las que estamos al servicio del cliente y por lo tanto las que debemos adaptarnos a las situaciones y dar solución a sus necesidades.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario