La británica, a sus 34 años, recupera la sonrisa gracias al enduro. Tras ganar todo lo que se puede ganar, y no una, sino en múltiples ocasiones en el descenso, Tracy Moseley decidió dejar los rigores del DH y empezar a disfrutar de la libertad del enduro.

Una diversión que le ha valido para proclamarse campeona del mundo en la primera edición de las Enduro World Series.


Siempre hay alguien más decisivo que otros en la vida de todos. En la de Tracy, fue Helen Mortimer. Esta gran biker británica dio el espaldarazo decisivo a una joven Tracy Moseley, al cederle su bici y material en 1995 para que pudiera competir con garantías.

Desde entonces, Tracy no ha dejado de competir al máximo nivel, ganar y disfrutar de la bici. Primero con el DH, y ahora con el enduro, con el que ha vuelto a exponer todo su potencial al llevarse la primera edición de las Enduro World Series.

¿Por qué decidiste empezar
a competir en enduro?


Hice la Megavalanche de Isla Reunión 
en 2004, y después, en mi último año
de carreras de descenso hace dos años, seleccioné algunos eventos en Europa, como la Transprovence, la Megavalanche o la Superenduro Final.

Después del Mundial de 2010 –se colgó el oro– sabía que iba
a dejar el DH, ya había alcanzado todos mis objetivos en el DH, pero quería seguir montando en bici. El enduro fue la mezcla perfecta para seguir haciendo mountain bike, disfrutar y luchar contra el crono.

¿Qué feeling te transmitieron las
primeras carreras de enduro?


Disfruto mucho, los eventos con la salida en masa –se refiere a carreras como la Maxiavalanche– no eran tan divertidas para mí, no me gusta competir con personal alrededor.

Me gusta correr contra el crono y no preocuparme de si otras personas van a chocarse contra mí, así, cuando empecé a hacer carreras de enduro como la Transprovence, carreras de más de
un día, con múltiples etapas, supe que había encontrado lo que colmaba todas mis expectativas, lo que iba buscando.

¿Qué es lo que más te gusta del enduro?

Me encanta la variedad de senderos y terreno, las carreras de enduro en sí. Me gusta que no tengamos la necesidad de aprendernos de memoria las pistas como en el DH. En el enduro te dejas llevar. Pilotas con el instinto, a ver qué es lo que viene.

¿Cuándo supiste del enduro como tal?

En 2012, en aquel entonces hice algunas pruebas de enduro en el Reino Unido, Francia e Italia, y ya se hablaba de las World Series. Cuando vi que se gestaba el calendario,
sólo tuve que apuntarme. Fue genial.

¿Cuál fue tu primera carrera de enduro?

Mi primera carrera de enduro que no sea una salida en masa fue la de la Transprovence. Me encantó todo el evento y las localizaciones. Los senderos fueron increíbles y el ambiente general de la carrera era muy divertido.

¿Qué significa para ti ganar las
Enduro World Series?

Es una sensación increíble ganar mi primer Mundial de Enduro en mi segunda temporada. Ha habido tantas pruebas distintas en tantos lugares a lo largo
 del año, que he tenido que ir muy bien muchos meses, y no es nada fácil.

Es una sensación diferente al título del Mundial de MTB de 2010. Entonces gasté doce años persiguiendo este objetivo. No olvidaré ninguno de los dos títulos.

¿Quizás te animes a volver al descenso?

No, no, ya no he hecho ningún DH esta temporada y puedo asegurarte que no voy a volver al circuito de la Copa del Mundo de Descenso.

¿Hay similitudes entre el enduro y el DH?

Requieren una preparación diferente, tanto antes como después de las carreras. Sí
 que creo que hay una mayor presión en
una carrera de DH, ya que sólo tienes una oportunidad de hacer la bajada perfecta.

Echo de menos la pura velocidad, mirar de conseguir la mayor velocidad, cuando sabes que en una carrera tú puedes pilotar al 100 % se obtiene una sensación increíble.

Ahora disfruto con nuevos senderos y nuevos desafíos gracias al enduro. Éste requiere de una gran condición física, tanto en una etapa como en los dos o tres días de un enduro, y también requiere una gran fuerza mental para no perder la concentración.

¿Crees que el enduro se ajusta bien a ti?

Es perfecto para mis habilidades. A menudo me he sentido mejor que cuando hacía DH.

Creo que ahora soy mejor biker gracias al enduro. No tengo la misma presión que cuando hacía DH, sólo
confío en mi habilidad y en reaccionar a todo lo que me depare la montaña.

¿Cómo trabajas la forma física?

¡Yeah! Sí, necesitas estar bien físicamente para ser competitiva varios días de dura competición. He pasado muchas horas trabajando mi condición física, que he alternado con mi habilidad para competir a lo largo de todos estos años.

Porque la técnica ya la tienes del DH. Exacto, por eso dedico más tiempo a concentrarme en mi forma física, dejando que mis años de DH hagan el resto.

¿Qué cualidades tiene que
tener un biker de enduro?

Buena forma física, gran habilidad sobre la bici y saber interpretar el terreno y los senderos. Es básico saber escoger las mejores líneas y ser eficaz sobre
la bici. Tienes que saber conservar las energías y sacarlas cuando toque. La bici también tiene un papel importante,

¿qué destacarías de la tuya?


En la mayoría de las carreras de enduro he llevado la Trek Remedy 29er. Es una gran bici. Da un gran rendimiento en todos los terrenos.

Es rápida, sube de forma eficiente y se lleva muy bien.

¿Cómo tiene que ser una bici de enduro?

Una bici con la que puedas subir y bajar bien; estas cualidades serían buenas para una all round bike.

El enduro va a más y la UCI parece
ser que apuesta por él.
Sí, creo que la UCI quiere involucrarse. Se convertirá en una gran disciplina, por la sencilla razón de que es lo
que la mayoría de la gente hace
con su bici cada fin de semana.

¿Qué le falta para crecer más?

La cobertura televisiva es complicada, no es un deporte para los espectadores, es más de disfrutar para quien lo practica.


Fue tu gran rival en el DH y te la has vuelto a encontrar en el enduro, Anne-Caroline Chausson. Sí, sin duda. Anne es una gran defensora, embajadora de nuestro deporte.

Y cualquier disciplina de ciclismo que practica sabes que lo va a hacer de forma increíble. Fue genial competir con ella. Es una gran corredora. Ganarl alguna vez ha sido una sensación increíble.

¿Dejas de entrenar en invierno?

No dejo de montar y entrenar a lo largo del invierno en Gran Bretaña. Por fortuna, no hay mucha nieve, y así no me detiene. Paso mucho tiempo haciendo bici de carretera y ciclocross.
Finalmente, ¿te veremos pronto en España?

¡Uf! Recuerdo que corrí las carreras de la Maxxis Cup DH durante muchos años. He competido en Vigo, Port Ainé, La Fenasosa, La Molina… Estos son los lugares que puedo recordar de las muchas veces que he estado en España.

Palmarés

El currículum deportivo de Tracy Moseley es de primer nivel. La británica suma 
un total de 16 victorias en carreras de descenso de la Copa del Mundo, coronadas con los títulos de 2006 y 2011.

Además, se colgó el oro en el Mundial de Mont- Sainte Anne (Canadá) en 2010.

Tres son los colores que ha defendido a lo largo de su dilatada trayectoria: Volvo/Cannondale, Kona y Trek World Racing.

Natural de Worcester, empezó a montar en bici gracias a la insistencia de su hermano Edy a las opciones que le otorgaba 
el terreno de su granja. 
Ed le animó para que le fuera a ver a las carreras que él corría.

Después le animó a competir, pero con una salvedad, le dijo que probara el descenso, que no era tan duro como el cross country. Su primera carrera DH fue en 1994, y los dos años siguientes se lleva el Nacional británico júnior de la especialidad.

Poco
 a poco fue a más: 1998 su primer título sénior; en 2000, campeona de Europa; hasta que en 2001, Kona Ford- Focus le dio la oportunidad de hacer de forma regular
la Copa del Mundo. Y hasta hoy. Tracy, tras ganarlo todo en el DH, decidió probar
el enduro, donde sigue disfrutando y dominando la bici como nadie.

http://www.tracymoseley.com/

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.