Como si fuera un mago, como si pudiera hacer realidad los sueños, Xulio Conde y su equipo han conseguido llevar a lo más alto a jóvenes gallegos de la talla de Pablo Rodríguez, Carlos Canal o Iván Feijoo.

Tres referentes que marcan el camino a los niños y niñas que hoy en día, como ellos en sus inicios, aprovecharon la estructura de la escuela de ciclismo José Antonio Hermida para dar sus primeros pasos.

¿Quién es Xulio Conde?

Un amante del ciclismo que lleva recorridos muchos países pero por afición, siguiendo el Tour o la Vuelta. Practicante de ciclismo desde los 16 años, haciendo carretera, triatlón, ciclocross y desde 2004 metido en la Escuela de Ciclismo José Antonio Hermida.

¿Cuál es el origen de la escuela?

En 2004. Yo ya conocía a Hermida hacía años porque él venía a Maceda porque sus padres son de aquí. Coincidí con él unas Navidades y me apetecía montar una escuela para que mi hija pudiera hacer ciclismo, ya que aquí todo era fútbol. Ese año Hermida ganó la plata olímpica (Atenas 2004), le gustó la idea y arrancamos ese invierno, sin más aspiración que la de juntar chavales alrededor del mountain bike. Yo nunca había llevado una escuela. Empezamos con quince chavales, sin bicis, y entre ellos estaba Pablo Rodríguez. En quince años ya han pasado más de cien niños.

¿Cómo empezasteis, con qué idea?

Con lo básico. Al principio, jugar mucho con la bici, que fuera divertido para los chavales, ya que los tenemos a partir de cinco años. Enseguida comprendí que para trabajar con ellos teníamos que ser constructores de espacio y que teníamos que ir viendo cómo avanzaban.

Pero no erais monitores.

Nos sacamos el título y fuimos indagando. La filosofía es que se diviertan con la bici y que cogieran destreza. Y empiezas a ver lo que hacen otros países como Suiza. En temas de instalaciones deportivas y metodologías de trabajo al principio investigábamos mucho y comprábamos revistas de Dinamarca, Japón o Suiza.

¿Cuál es el momento actual de la escuela?

Fue creciendo. Una vez tuvimos las instalaciones, aquí llueve y hace frío, nos hicimos con dos naves. Hicimos un pump track cubierto e iluminado. Tenemos un circuito permanente que acogió el Open y el Campeonato de España de MTB… Tendemos a hacer instalaciones permanentes, de ahí que la escuela, al margen de los chavales y la infraestructura, tiene la suerte de tener instalaciones propias y permanentes.

¿Qué le falta a la escuela?

A raíz de la creación de la escuela ya tenemos un equipo, y cuando veíamos que tenían potencial, los sacábamos a correr al extranjero, sufragando gastos, como a Iván Feijoo. Pablo Rodríguez o Carlos Canal. Como escuela y como equipo tenemos recorridos muchos países. En Maceda somos 1.500 habitantes, que aquí no había tradición ciclista. Partiendo de la nada hemos logrado estar presentes, con hasta cuatro corredores, en Mundiales.

Llegados a este punto, ¿qué?

Seguir potenciando las instalaciones. No se nos puede olvidar seguir trabajando con la escuela, cerrar el ciclo y tener un equipo profesional, con dos o tres corredores, con estructura propia, que pudiéramos sacarlos adelante. Ser el referente del ciclismo en Galicia de ciclocross y montaña.

¿Habéis creado escuela?

Hay una persona del País Vasco con la que estuvimos hablando. Esta escuela funciona como una cooperativa y es muy barata, 50 euros al año. Luego se trata de buscar patrocinadores, comprar bicis. Funcionábamos como una cooperativa, los padres eran quienes se involucraban en el trabajo, en la mano de obra y el material de las naves.

Y ¿un sueño por realizar?

Ganar un Mundial sería la guinda, pero tampoco nos matamos. Nacimos con el maillot de campeón del mundo de Hermida. Eso, parece que no, nos hizo perder un poco el norte. Todo lo que se está viviendo con Pablo (Rodríguez) o Carlos (Canal) parece que no es nada, que es normal. Nuestra única filosofía es coger chavales y que se diviertan y a partir de ahí, si quieren un punto más, ya empieza la competición.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This