Álex Roca: "Tengo muchas ganas de pedalear de noche en la Madrid-Lisboa"
PUBLICIDAD

Álex Roca: «Tengo muchas ganas de pedalear de noche en la Madrid-Lisboa»

Álex Roca es uno de esos deportistas que asombran en cada una de sus retos, despertando la admiración de su entorno y del público en general. El barcelonés es capaz de superar las limitaciones físicas de su parálisis cerebral y competir en retos tan duros como la Titan Desert o la Pilgrim Race. Su próximo objetivo es correr la Non Stop Madrid-Lisboa 2021 del próximo 2 de julio, junto a un gran equipo y por una buena causa.

En esta entrevista conocemos las dos grandes facetas de Álex Roca (Barcelona, 1991), la deportista y la humana. Ambas rebosan ambición y ganas de superación. La parálisis cerebral que le impide mover la parte izquierda de su cuerpo es una barrera que el ciclista catalán ha conseguido derribar, al competir en pruebas tan duras como la Titan Desert o la Pilgrim Race, además de medias maratones de 21 km.

Charlamos con él en las semanas previas a uno de sus grandes objetivos del año: acabar la Non Stop Madrid-Tajo Internacional-Lisboa en la modalidad de equipos de 4 integrantes, pedaleando en tándem. Un reto que arranca el próximo 2 de julio en Villanueva del Pardillo (Madrid).

Acabas de completar el reto de pedalear en tándem de Barcelona a Madrid junto a Valentí Sanjuan. Ahora te propones cruzar la península en la Non Stop Madrid-Lisboa. ¿De dónde sacas todas esas fuerzas?

Desde pequeño he sacado esa fuerza de mi entorno. Personas que me transmiten su confianza para seguir adelante. Además, soy una persona a la que le encanta el deporte y me gusta probarme con retos y objetivos para tener una motivación diaria, algo por lo que luchar. Siempre digo que una persona sin retos es una persona muerta y por eso yo me voy poniendo pequeños objetivos que me hacen levantarme del sofá cada día y dar lo mejor de mí mismo.

Hace pocas semanas recorrió más de 700 km en tándem junto a Valentí Sanjuan.

A diferencia de tu último reto, en la Madrid-Lisboa el tiempo límite es mucho más justo. 55 horas para cubrir 770 km. Cuéntanos cómo habéis preparado la prueba y su logística.

Me hace muchísima ilusión compartir este nuevo objetivo con un equipo de amigos y otros nuevos. Uno de ellos es Miguel Silvestre. Hice con él la Titan Desert de 2019 y ahora mismo, junto a él y otros compañeros de equipo, vamos a completar este reto. Tendremos una caravana que nos asistirá en todo momento, aunque no sé exactamente cómo funcionará todo el tema logístico. Lo que sí sé es que será una experiencia muy bonita, ya que pedalearemos por una buena causa junto a Holystic Pro África, una fundación que impulsa proyectos de salud y deporte en el norte de Etiopía para niños con discapacidad.

Has estado en aventuras en bici tan difíciles como la Titan Desert, completado medias maratones. ¿En qué piensas cuando te enfrentas a estos grandes retos?

Pienso en aquellas personas que me dijeron que no podría andar, que no podría estudiar, que no podría vivir. Aún recuerdos esos momentos en los que no podía dar un solo paso. Mi abuelo me ayudaba y confiaba en que un día yo podría andar. Yo creo que mi abuelo fue el que dio todas esas fuerzas, al igual que toda mi familia.

Pero este tipo de retos también me generan nervios. Pienso que cuando una persona tiene nervios es que te sientes también motivado y crees que al final todo va a ir bien. Me digo a mi mismo: «vamos Álex, que lo vas a lograr». Vas a romper barreras y abrir mentes de una sociedad estigmatizada, de algunas personas que aún creen que un hombre con limitaciones o ‘discapacidad’ no puede realizar lo que se proponga.

El barcelonés ha completado dos ediciones consecutivas de la Titan Desert (2018 y 2019).

¿Sobre la Non Stop Madrid-Tajo Internacional-Lisboa, ¿qué te han contado? ¿Sabes cómo es la carrera?

Es muy dura, pero muy bonita a la vez. Si lo haces por relevos como nosotros puedes disfrutarlo muchísimo más. También es muy importante hacerla junto a personas que te aporten, de las que puedas aprender, pero también reírte. Porque el sentido del humor es algo que intento llevar a cada prueba. Rodearse de personas buenas que también luchan por sus propios objetivos. Pero sobre todo que llevan con ellos un valor tan esencial como el respeto.

¿Sabes que una de las peculiaridades es tener que pedalear de noche? ¿Te atrae esta circunstancia? ¿Cómo piensas afrontarlo?

Tengo muchas ganas. Soy bastante nocturno y por la noche siempre estoy muy activo. Os juro que si pudiera vivir despierto de noche y dormir de día lo haría. Es broma. Pero sí que puedo decir que estoy muy motivado por esta circunstancia. Haré mis tramos junto a Miguel Silvestre, concretamente la 4 y la final, la número 10.

Durante su participación en tándem en la Titan 2019.

Aunque sabemos que eres muy competitivo, ¿sabes ya que la Non Stop es, sobre todo, una aventura. ¿Eres de los que les gusta descubrir sus propios límites?

¿Límites? Al final los límites te los pones tú. Me encanta descubrir mis límites, aunque a veces no los veo. Realmente día a día intento luchar contra ellos y aún no los he encontrado. Pensaba que en la primera Titan Desert que corrí los había superado. Pero queda mucho Álex Roca por descubrir. Quedan muchas barreras que romper y ojalá algún día pueda coger un coche bien preparado e ir a correr el Rally Dakar, para demostrar que el límite al final te lo pones tú.

Por último, ¿qué les dirías a la gente que aún se está pensando en venir a la Non Stop?

Les animo, por supuesto. Pero les animo a que lo hagan si realmente persiguen este reto y les hace felices. Que se acompañen de personas que les aporten, que sean positivas, o incluso si creen que lo pueden conseguir que vayan solos. Que se preparen, entrenen, hidraten correctamente, que coman bien. Pero sobre todo que disfruten del deporte. El deporte es inclusión, comunicación, cooperación, respeto, trabajo. Es la manera de conectar cuerpo y mente para superar todos tus límites.

Deja un comentario